Equus africanus

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Equus africanus

Mensaje por Isidro el Sáb Mar 08, 2014 11:31 pm

Equus africanus Heuglin et Fitzinger, 1866 ssp. somalicus (Noack, 1884)

12-Agosto-2013.
Cautividad. Europa, República Checa, Liberec, Zoo de Liberec.
Leg: Isidro Martínez. Det: Isidro Martínez.

Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Chordata.
Clase: Synapsida.
Orden: Perissodactyla.
Suborden: Hippomorpha.
Superfamilia: Equoidea.
Familia: Equidae.
Subfamilia: Equinae.
Género: Equus.
Subgénero: Asinus.
Especie: Equus africanus.

El asno salvaje africano es un gran mamífero herbívoro que mide dos metros y medio de longitud y aproximadamente un metro y treinta centímetros de altura hasta la cruz, pesando por término medio unos doscientos cincuenta kilos. Su pelaje es corto y suave, de color gris claro a gris parduzco, excepto en el vientre y las patas, donde es blanco. La crin es corta, dura y erecta, de colo negro. Sus orejas son grandes, con los bordes negros. La subespecie nominal tiene una raya negra transversal a la altura de los hombros, mientras que la subespecie somalicus, representada en las imágenes, carece de esta banda pero a cambio tiene las patas bandeadas de negro como las cebras. Además de estas dos, existía una tercera subespecie, Equus africanus atlanticus, propia del norte de África y exterminada por el Imperio Romano debido a la caza excesiva. Las subespecies somalí y nubia dieron lugar al burro doméstico (Equus asinus). Muchos autores, de hecho, consideran que el asno salvaje y el doméstico pertenecen a la misma especie, pasando el asno salvaje a denominarse Equus asinus africanus y Equus asinus somalicus dependiendo de la subespecie. Sin embargo, dada la antiguedad de su divergencia y sus diferencias físicas, ecológicas y culturales, les daremos en este foro el tratamiento de dos especies separadas.

Habita en las zonas áridas, subdesérticas y desérticas de la orilla occidental del Mar Rojo y el Cuerno de África. Están perfectamente adaptados a este medio hostil, pudiendo permanecer mucho tiempo sin beber y extrayendo el agua de su alimento. Para evitar la competencia alimentaria, estos animales no viven en densas manadas como otros équidos, sino que tienen hábitos solitarios. Sus grandes orejas son una adaptación al fuerte calor, pues su amplia superficie permite disiparlo y refirgerarse, y su fuerte rebuzno, audible desde más de tres kilómetros de distancia, es una adaptación a la comunicación con miembros de su propia especie sin necesidad de vivir en manadas. Pasan el día tumbados refrescándose en una zona sombría, y durante las horas más frescas de la mañana y del anochecer es cuando salen en busca de alimento. Los machos son territoriales, delimitando sus terrenos con excrementos, pero dada la necesaria amplitud de su territorio en un medio hostil, no pueden evitar siempre la entrada de intrusos, así que en lugar de perder energía tratando de expulsarlos violentamente, los machos aceptan a otros machos en su territorio siempre que estos intrusos acepten la subordinación al dueño del terreno, y se mantengan alejados de las hembras. Cuando las hembras entran en celo, los machos territoriales rebuznan sonoramente a menudo.

El asno salvaje se encuentra en el mismo filo de la extinción. Como hemos comentado anteriormente, una de sus subespecies ya fue exterminada hace unos dieciocho siglos. Las dos subespecies restantes han sido capturadas masivamente por su carne, para usos mágico-medicinales y para domesticarlos y usarlos como animal de tiro, hibridándose así con asnos domésticos y perdiendo su pureza genética. Además, estos animales son propios de países donde los conflictos bélicos son frecuentes (Somalia, Etiopía y Eritrea). Por si las anteriores amenazas fueran pocas, a ellas se suman el desarrollo agrario que supone una fuerte entrada de competidores por los recursos (ganado doméstico) y una mayor dificultad de acceder a puntos de agua, que suelen vallarse para ser utilizados por el ganado. Sobre el papel, estos animales están fuertemente protegidos, pero es complicado aplicar las leyes de protección de naturaleza en países politicamente inestables y de gran pobreza. Por suerte, los équidos tienen una gran capacidad de recuperación y una buena gestión futura puede desembocar en el aumento de sus minúsculas poblaciones relictas.




avatar
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 10961
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Equus africanus

Mensaje por Carlos Galan el Dom Mar 09, 2014 10:37 am

Orden nuevo ¿no?
avatar
Carlos Galan
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 6533
Fecha de inscripción : 22/09/2009
Edad : 30

Ver perfil de usuario http://www.taxateca.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Equus africanus

Mensaje por Isidro el Dom Mar 09, 2014 7:16 pm

No, ya estaba representado por una especie viviente, el rinoceronte negro, y tres extintas, dos de rinoceronte: el rinoceronte sin cuernos y el lanudo, y la tercera una de caballo, de manera que ni siquiera es familia nueva.
Aparte de éstos, alfabéticamente hubiera podido poner una familia nueva de este orden, Brontotheriidae, pero no he podido ya que mi única foto de esta familia está sin identificar.
avatar
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 10961
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Equus africanus

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.