Aphis jacobaeae

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Aphis jacobaeae

Mensaje por Isidro el Miér Feb 23, 2011 5:55 am

Aphis jacobaeae Schrank, 1801

16-Septiembre-2007.
Europa, España, Aragón, Huesca, Pirineos, Alto Gállego, Sabiñánigo, sobre un tallo de Senecio jacobaea.
Leg: Isidro Martínez. det: Ángel Umarán.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Arthropoda.
Clase: Insecta.
Orden: Hemiptera.
Suborden: Stenorrhyncha.
Superfamilia: Aphidoidea.
Familia: Aphididae.
Subfamilia: Aphidinae.
Género: Aphis.
Especie: Aphis jacobaeae.

Las hembras vivíparas ápteras de esta especie de pulgón miden aproximadamente dos milímetros de longitud y son de color verde muy oscuro mate, sin cobertura cerosa blanquecina. El tórax posee escleritos laterales oscuros muy amplios y el abdomen tiene pequeños escleritos en el margen de los segmentos segundo a cuarto, pequeños escleritos justo detrás de los cornículos, bandas oscuras a través de los segmentos séptimo y octabo y escleritos oscuros musculares entre los segmentos. Las hembras vivíparas aladas tienen un aspecto semejante a las ápteras pero los escleritos de los márgenes del abdomen y los de detrás de los cornículos son más grandes. Los tubérculos marginales son priminentes. Los cornículos poseen un marcado reborde en el ápice. Las patas son de color negruzco salvo la base de los fémures, más pálida, lo que permite diferenciar a Aphis jacobaeae de Aphis fabae, el cual tiene las tibias de color pálido.

Se distribuye por Europa occidental y central y penetra en la Rusia asiática. Esta especie de pulgón se alimenta solamente de Senecio, principalmente sobre Senecio jacobaea, de ahí su nombre. Vive en colonias sobre los tallos, por lo general siendo atendidos por hormigas que en ocasiones construyen establos de tierra sobre las colonias de estos pulgones. En otoño, aparecen las formas sexuadas, cuyos huevos pasarán el invierno mientras haga demasiado frío para los pulgones adultos.

Este pulgón forma parte de una de esas intrincadas y delicadas redes ecológicas en las que el fallo de un componente afecta a todos los demás. La planta de la que se alimenta, Senecio jacobaea, es tóxica para los vertebrados, protegiéndose así del ramoneo de los herbívoros. Pero existe una hermosa polilla, Tyria jacobaeae, cuya oruga está especializada en alimentarse de esta planta y absorber sus toxinas incorporándolas a su propio cuerpo. A las hormigas que atienden a sus rebaños de pulgones no les gusta la presencia de esta oruga, que puede defoliar por completo la planta y dejar sin alimento a sus rebaños. De este modo, tratan de desprender de la planta o eliminar a las orugas que encuentran. Sin embargo, las colonias de pulgones, y por lo tanto las hormigas, sólo se encuentran en aquellos ejemplares de la planta que tienen una baja concentración de alcaloides tóxicos. Así, la oruga puede vivir tranquilamente en las plantas que tengan mayor concentración de alcaloides sin ser molestadas, y la planta sólo puede encomendarse a la suerte, ya que si posee pocas toxinas puede ser devorada por herbívoros generalistas (caracoles, ciervos...) y si posee muchas puede ser devorada por la oruga de la polilla.


Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 10100
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.