EL ÁRBOL DE LA VIDA
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Columba mayeri

Ir abajo

Columba mayeri Empty Columba mayeri

Mensaje por Isidro el Mar Oct 29, 2013 12:53 am

Columba mayeri Prévost, 1843
Sinónimo: Nesoenas mayeri (Prévost, 1843)

11-Agosto-2013.
Cautividad. Europa, República Checa, Bohemia, Pilsen, Zoo y Jardín Botánico de Plzeň.
Leg: Isidro Martínez. Det: Isidro Martínez.

Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Chordata.
Clase: Aves.
Orden: Columbiformes.
Familia: Columbidae.
Subfamilia: Columbinae.
Género: Columba.
Subgénero: Nesoenas.
Especie: Columba mayeri.

La paloma rosa de Mauricio es un ave extraña en muchos sentidos. Es una paloma de gran tamaño, ligeramente menor al de una torcaz (Columba palumbus), con unos treinta y dos centímetros de longitud. Su coloración es muy distintiva. La mayor parte del cuerpo es de color rosa pálido, más claro en la cabeza. Las alas y el dorso son de un tono marrón oscuro, y la cola es de un brillante color castaño rojizo. Las patas son rojo coral y el pico tiene la base del mismo color, y la punta de un rosa muy pálido. Los ojos están rodeados por un fino anillo ocular escarlata.

Su taxonomía es confusa. Los estudios de ADN sugieren que su pariente más cercano es la tórtola malgache (Streptopelia picturata) en lugar de las palimas del género Columba. Por ello muchos autores colocan a estas dos especies en un género propio, Nesoenas.

En agosto y septiembre, los machos cortejan a las hembras, y una vez formadas las parejas, construyen un nido de palitos en un árbol, y defienden el territorio alrededor del nido. La hembra pone dos huevos blancos, que incuba por la noche, mientras que durante el día el macho la releva.

Se alimenta de semillas, frutos, brotes, hojas, flores... y también consume insectos. Habita en zonas forestales perennes de montaña, aunque se adapta a otros tipos de bosque mientras sean naturales. Tolera muy mal la degradación de estos bosques mediante las especies de plantas invasivas que fueron introducidas en su isla, particularmente el guayabo y el aligustre. Es endémica de la isla de Mauricio, en las Mascareñas.

Pero lo que hace famosa a esta paloma no es su peculiar coloración, su confusa taxonomía ni sus interesantes costumbres, sino su historia, triste y alegre a la vez. De un maravilloso muestrario de palomas endémicas de las islas Mascareñas - varias especies de palomas azules (Alectroenas), palomas emparentadas con la paloma rosa, como la paloma de Reunión (Columba duboisi), y dos especies de dodos (Raphus)- esta especie es la única que ha llegado viva hasta nuestros días, sin haber sido exterminada totalmente por los exploradores portugueses y holandeses que masacraron la fauna de las islas, que hasta entonces no había conocido depredadores. Sin embargo, la paloma rosa de Mauricio casi pasa a engrosar esta lista de especies desaparecidas. La caza primero, y la introducción de depredadores no nativos (ratas, mangostas, macacos...) posteriormente, así como la destrucción de su hábitat, fueron poco a poco cercenando las vidas de estas palomas y redujeron su número de forma alarmante. En 1991, la paloma rosa de Mauricio alcanzó un fragilísimo "cuello de botella" de tan solo diez individuos, al mismo tiempo que su vecino y compatriota, el cernícalo de Mauricio (Falco punctatus) alcanzaba un nivel aún mucho más crítico, de tres individuos. Afotunadamente, las organizaciones conservacionistas se dieron cuenta de su situación crítica, y gracias a los esfuerzos de la Fundación de Vida Salvaje de Mauricio (MWF) y el increíble y famoso naturalista Gerald Durrell, que se preocuparon de capturar algunas de las palomas salvajes en 1977 e intentar reproducirlas en cautividad, sus números se han ido incrementando poco a poco. La liberación de ejemplares nacidos en cautividad han conseguido que, para el año 2009, hubiera cinco centenares de palomas volando por las islas, a las que hay que sumar una sana población cautiva hoy en día repartida por numerosos zoos. En 2006, la IUCN bajó su nivel de amenaza de "En peligro crítico" a "En peligro".
Sin embargo, valga la redundancia, las cosas aún no son de color de rosa para la paloma rosa. Los predadores introducidos no han sido exterminados, y tan sólo un 2 % de la superficie forestal original de Mauricio permanece inalterada. Dada la sensibilidad de esta paloma a la alteración de su hábitat, esto supone un serio problema. Actualmente se trabaja de forma activa en la restauración de su hábitat nativo, y también se les proporciona alimentación suplementaria en comederos.




Columba mayeri Axpd
Isidro
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 13305
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.