EL ÁRBOL DE LA VIDA
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Ectemnius continuus

Ir abajo

Ectemnius continuus Empty Ectemnius continuus

Mensaje por Isidro Miér Dic 28, 2022 8:53 pm

Ectemnius continuus (Fabricius, 1804) ssp. punctatus (Lepeletier et Brullé, 1835)

18-Junio-2011.
Europa, España, Aragón, Zaragoza, Peñaflor de Gállego, Vedado de Peñaflor, en flores de tamariz.
Leg: Isidro Martínez. Det: Bob Bruxelles.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Arthropoda.
Clase: Insecta.
Orden: Hymenoptera.
Suborden: Apocrita.
Superfamilia: Sphecoidea.
Familia: Crabronidae.
Subfamilia: Crabroninae.
Género: Ectemnius.
Subgénero: Hypocrabro.
Especie: Ectemnius continuus.

Es una avispa de entre ocho y catorce milímetros de longitud, un tamaño mayor que el de otras especies bastante similares con las que convive. Posee la típica coloración amarilla y negra de este género. La cabeza es grande, de frente truncada, con los ojos grandes y prominentes. La frente es negra y las mandíbulas son negras con una marca amarilla en el centro de cada una. Las antenas tienen el escapo amarillo y el flagelo negro. El tórax es negro y de apariencia mate y apagada. El pronoto posee los ángulos externos puntiagudos. El mesonoto posee pilosidad larga. La parte superior del propódeo posee arrugas horizontales que continúan hacia los lados. En el abdomen, las marcas amarillas de los segmentos primero y tercero están muy reducidas, mientras que las de los demás segmentos son grandes. Las patas poseen las coxas y los fémures negros, pero las tibias completamente amarillas, los tarsos son amarillos en la base y se oscurecen hacia la punta. Los tarsos del segundo par de patas del macho poseen un pequeño proceso interno en su segundo segmento, que resulta diagnóstico de esta especie. Las alas son hialinas, pero algo ahumadas, excepto en la base totalmente transparente. Las especies del género Ectemnius pueden ser muy difíciles de diferenciar unas de otras, por lo que se necesita ser cuidadoso en su identificación.

Tiene una amplísima área de distribución que abarca las regiones Etiópica, Paleártica, Oriental y Neártica, hallándose desde las zonas subtropicales hasta las subárticas. Se divide en cuatro subespecies. En las regiones frías los adultos vuelan en una sola generación anual, pero en las cálidas aparecen varias generaciones al año. Esta especie de tan extrema plasticidad climática puede encontrarse en una gran variedad de hábitats: pistas forestales, claros de bosque, terrenos agrícolas, humedales, costas marítimas y entornos urbanos, entre otros. Tiende a ser más abundante en los lugares con abundancia de madera muerta, en la que las hembras hacen sus nidos, y de umbelíferas en flor, donde los adultos beben néctar. Las hembras fecundadas cazan moscas, con especial preferencia por sírfidos, múscidos y califóridos, y en menor grado tabánidos y terévidos. Paralizan a las moscas con su aguijón y las introducen en sus nidos excavados en la madera muerta de viejos tocones de árboles, troncos caídos, postes de vallados e incluso madera de construcción en estructuras humanas. El nido puede ser simple o ramificado dependiendo del tipo de madera en el que se excava, y puede contener hasta diez celdillas de cría. Cada celdilla de cría es aprovisionada con entre seis y ocho moscas paralizadas, que serán el alimento de las futuras larvas de esta avispa. Una suerte de venganza mosqueril sucede con ciertas moscas de los géneros Eustalomyia, Amobia y Macronychia, que ponen sus huevos en los nidos de la avispa para que la larva de estas moscas devore tanto a la despensa de las larvas de avispa como a dichas larvas.

Ectemnius continuus 52588309310_01329da01e_o
Isidro
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 16339
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.