EL ÁRBOL DE LA VIDA
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Anoplocephala gigantea

Ir abajo

Anoplocephala gigantea Empty Anoplocephala gigantea

Mensaje por Isidro Dom Mar 20, 2022 2:15 am

Anoplocephala gigantea Zumpt, 1965

10-Septiembre-2021.
Cautividad. Europa, Austria, Viena, Innere Stadt, Museo de Historia Natural de Viena. Ejemplares recolectados en el zoo de Hamburgo en el intestino de un rinoceronte indio (Rhinoceros unicornis).
Coordenadas: 48°12′18″N, 16°21′34″E.
Leg: Isidro Martínez. Det: Naturhistorisches Museum Wien.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Platyhelminthes.
Clase: Cestoda.
Orden: Cyclophyllidea.
Familia: Anoplocephalidae.
Género: Anoplocephala.
Especie: Anoplocephala gigantea.

Este cestodo es un animal de cuerpo aplanado, que puede medir hasta doce centímetros de longitud, dos centímetros de anchura y tres milímetros de espesor. Posee una cabeza o escólex globosa, grande e inerme, provista de cuatro ventosas dispuestas formando un cuadrado. Los ejemplares completos poseen alrededor de cincuenta segmentos corporales o proglótides, extremadamente anchos y cortos. Las proglótides maduras miden uno o dos milímetros de longitud y poseen los poros genitales en su lado derecho. Los últimos segmentos del cuerpo se desprenden con suma facilidad, como sucede en las tenias, por lo que los ejemplares grandes no son completos. Los huevos tienen forma semiesférica y contienen el aparato piriforme con la larva hexacanta en su interior.

Es un parásito exclusivo del intestino de los rinocerontes, tanto africanos como asiáticos, por lo que tiene la misma área de distribución que estos animales. Los ejemplares juveniles son estériles por completo, después les van creciendo proglótides fértiles donde se producen los huevos, y finalmente, siguen creciendo proglótides estériles conforme el animal envejece. El parásito libera sus huevos en las heces del rinoceronte. Los ácaros oribátidos consumen estos huevos, y en el celoma del ácaro la oncosfera del huevo del parásito se transforma en cisticercoide, que es la fase capaz de infectar a los rinocerontes cuando éstos consumen la hierba donde casualmente pasean los ácaros parasitados. Las ventosas en el escólex del parásito producen una ulceración, que puede desembocar en contaminación por el alimento ingerido, que lleva a perforación o torsión intestinal, peritonitis y finalmente la muerte del rinoceronte. Localmente, algo más de la mitad de la población de rinocerontes pueden estar infectados con este parásito.

Anoplocephala gigantea 51948620362_1ee2a091e7_o
Isidro
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 15134
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.