EL ÁRBOL DE LA VIDA
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Acanthaster planci

Ir abajo

Acanthaster planci Empty Acanthaster planci

Mensaje por Isidro el Mar Oct 23, 2018 11:00 pm

Acanthaster planci (‎Linnaeus‎, ‎1758‎)​

28-Septiembre-2018.
Cautividad. Bélgica, Bruselas, Parque Leopoldo, Real Instituto Belga de Ciencias Naturales.
Leg: Isidro Martínez. Det: Isidro Martínez.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Echinodermata.
Clase: Asteroidea.
Orden: Valvatida.
Familia: Acanthasteridae.
Género: Acanthaster.
Especie: Acanthaster planci.

La llamada "corona de espinas" es una inconfundible estrella de mar, especie tipo de las tres que componen el género Acanthaster, el único de la familia Acanthasteridae. Con hasta setenta centímetros de diámetro, es una de las estrellas de mar más grandes del mundo, posiblemente incluso la segunda mayor, si bien habitualmente los ejemplares son de porte más modesto. Su coloración es muy variable, viéndose ejemplares pardos, grises, rojos, naranjas o purpúreos, a veces con la punta de las espinas roja o amarilla, mientras que los pies ambulacrales son de tono leonado. Del disco central nacen entre ocho y veintiún brazos según la madurez del ejemplar (más brazos cuanto más grandes son los individuos), y tanto éstos como el disco están cubiertos densamente de grandes espinas rectas y afiladas. Estas espinas son venenosas y si se clavan en la piel de una persona provocan dolor intenso durante unas cuatro horas, además de náuseas, vómitos e inflamación en la zona afectada. En la punta de cada brazo posee células sensibles a la luz.

Se distribuye muy ampliamente por todo el Indopacífico tropical, desde el Mar Rojo y Sudáfrica hasta Panamá. Ha sido introducida también en la costa mediterránea francesa, donde constituye una especie invasiva. Habita en arrecifes de coral, a entre uno y sesenta y siete metros de profundidad, concentrándose especialmente en las lagunas someras protegidas del fuerte oleaje. Se alimenta casi exclusivamente de pólipos de corales duros, con predilección por los del género Acropora, y es el grave impacto que sus hábitos alimentarios causan en los arrecifes coralinos lo que más famosa hace a esta especie. Se alimenta evaginando su estómago y digiriendo exteriormente los pólipos coralinos, para luego volver a meter el estómago por la abertura central con los restos de pólipos coralinos semidigeridos adheridos. Su paso por una colonia coralina queda marcado por un rastro de esqueleto de coral blanqueado, vacío de pólipos. Un solo ejemplar de tamaño medio devora casi quinientos centímetros cuadrados de coral vivo cada día. Esta especie era antaño un componente natural de los arrecifes coralinos, que no causaba un impacto excesivo en estos valiosos ecosistemas. Sin embargo, la captura desmesurada del ahora escaso caracol bocina (Charonia tritonis), que era el depredador principal de esta estrella de mar, para usar su enorme concha como decoracción y en las colecciones, ha conllevado un aumento muy pronunciado en las poblaciones de la corona de espinas, ahora libres de este depredador, probablemente también ayudadas por el aumento de la temperatura global y otros factores. Desde mediados del siglo XX, la proliferación masiva de esta estrella de mar comenzó en el sur de Japón y luego se extendió por el mayor santuario de coral del mundo, la Gran Barrera australiana. Las zonas blanqueadas por el destructivo paso de este animal son rápidamente colonizadas por algas y por animales sésiles no formadores de arrecifes, con lo cual el daño es a menudo irreversible y el arrecife no vuelve a crecer en la zona afectada, pudiendo dar lugar a trágicas consecuencias como es la desprotección de las costas frente a tormentas y temporales, ya que los arrecifes atenúan considerablemente la fuerza de estos fenómenos naturales. Durante la época reproductiva, de mayo a agosto en el hemisferio norte y de noviembre a febrero en el hemisferio sur, machos y hembras suben a un saliente coralino o rocoso expuesto, arquean el cuerpo y desde allí expulsan sus gametos en la columna de agua, dejando que el azar fertilice los huevos. Al mismo tiempo, liberan una sustancia química que estimula el desove en ejemplares cercanos de su misma especie. Cada hembra puede producir hasta sesenta millones de huevos en una temporada reproductiva, aunque sólo un pequeño porcentaje llega a convertirse en estrellas adultas, la mayoría son devoradas en su fase planctónica. Las larvas forman parte del zooplancton y se alimentan de fitoplancton. Tras tres fases larvarias bien diferenciadas, se convierten en diminutas réplicas de los adultos y se asientan en el fondo marino, desarrollando al principio cinco brazos, cuyo número aumenta con la edad del animal. Crecen rápidamente al principio, pero luego su crecimiento se ralentiza bastante. Puede vivir hasta unos dieciséis años.

Acanthaster planci 30592223077_ca684ae135_o
Isidro
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 13293
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.