Alocasia brisbanensis

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Alocasia brisbanensis

Mensaje por Isidro el Jue Feb 19, 2015 4:26 am

Alocasia brisbanensis (F. M. Bailey, 1902) Domin, 1915

31-Enero-2015.
Cautividad. África, República Sudafricana, El Cabo Occidental, Bahía de Plettenberg, The Crags, Carretera de Monkeyland, aviario Birds of Eden.
Leg: María Pitarch. Det: Óscar Parraga.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Plantae
Filum: Spermatophyta.
Clase: Liliopsida.
Orden: Alismatales.
Familia: Araceae.
Subfamilia: Colocasioideae.
Género: Alocasia.
Especie: Alocasia brisbanensis.

Esta planta alcanza una altura de un metro y medio y tiene enormes hojas con forma de pica, de hasta sesenta centímetros de longitud y treinta y cinco de anchura, sobre largos peciolos carnosos, levemente alados o profundamente acanalados por su parte superior, cuya longitud es mayor que la del limbo de la hoja. Ciertas manchas alargadas, situadas entre las venillas secundarias y formadas por cristales de oxalato de calcio, son visibles al trasluz. Las flores, producidas en verano, se sitúan en una perfumada inflorescencia con espata de color verde cremoso. A la floración le siguen pequeños frutos redondos de color rojo o rosa, de siete a once milímetros de diámetro cada uno, rodeados en su conjunto por los restos persistentes de la espata. Los frutos son dispersados por aves que los consumen, especialmente Meliphaga lewinii y Ptiloris victoriae. Durante mucho tiempo, esta planta fue considerada como una simple variedad de su equivalente propio del sudeste asiático, Alocasia macrorrhiza.

Es nativa de las junglas lluviosas de las cálidas regiones costeras y subcosteras del norte de Australia Oriental, por el sur hasta el centro de Nueva Gales del Sur. Puede verse desde el nivel del mar hasta los mil metros de altitud. Se ha naturalizado en el sudoeste de Australia y en Nueva Zelanda. Crecen formando parte del sotobosque por lo que toleran muy bien la sombra densa. Debido a su impresionante aspecto, se cultiva a menudo como ornamental. Toda la planta es venenosa, especialmente los frutos, no sólo por ingestión sino que incluso puede irritar la piel y los ojos por simple contacto. Su ingestión causa un dolor inmediato, como una sensación de quemazón, y en ocasiones ha producido la muerte en niños. A pesar de todo ello, el tubérculo es comestible siempre y cuando se haya cocinado perfectamente. La muy estrechamente relacionada, casi indistinguible, Alocasia macrorrhiza, es un cultivo alimenticio común en Australia.

avatar
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 11230
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.