Heliofungia actiniformis

Ir abajo

Heliofungia actiniformis

Mensaje por Isidro el Dom Mayo 20, 2018 10:56 pm

Heliofungia actiniformis Knittweis et al, 2008

16-Marzo-2016.
Cautividad. Europa, España, Aragón, Zaragoza, en venta en una tienda de acuariofilia.
Leg: Isidro Martínez. Det: Aquaria virtual.com


Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Cnidaria.
Clase: Anthozoa.
Orden: Scleractinia.
Suborden: Fungiina.
Superfamilia: Fungioidea.
Familia: Fungiidae.
Género: Heliofungia.
Especie: Heliofungia actiniformis.

Este coral duro, especie tipo de las dos que conforman el género Heliofungia, presenta una morfología peculiar que lo asemeja externamente más a una anémona de mar que a los corales típicos. Consiste en un pólipo solitario de enorme tamaño (hasta veinte centímetros de longitud) y de forma más o menos circular o elíptica, del que salen gruesos y largos tentáculos, los mayores de entre todos los corales. Los tentáculos son de coloración variable, normalmente verdosa, grisácea o parduzca, y sus puntas se engrosan formando una especie de bolitas llamadas acrosferas, de un color diferente al del resto del tentáculo (a menudo blancas, rosas o púrpuras, pero también amarillas, verdes o grises), y donde se concentra una gran cantidad de células urticantes (nematocistos). El esqueleto es de plano a levemente arqueado y sus paredes son gruesas y granulosas. Los bordes de los septos están adornados por un dentado irregular. La boca, alargada, alcanza hasta tres centímetros de anchura.

Se distribuye ampliamente por todo el Indopacífico tropical, desde la costa africana hasta Vanuatu, por el norte hasta las islas Ryukyu (Japón), y por el sur hasta Australia. Habita en aguas someras y cálidas en lugares soleados y protegidos de las corrientes, especialmente en lagunas coralinas, sobre suelos arenosos o rocosos hasta los cuarenta metros de profundidad, aunque se enrarece bastante por debajo de los veinticinco metros. Sus tentáculos permanecen extendidos tanto de día como de noche. Este coral es sumamente peculiar no sólo por ser solitario y asemejarse a una anémona, sino también por su modo de vida. No está anclado al sustrato y es capaz de desplazarse. Para ello, infla de agua sus tejidos blandos, hasta adquirir una forma globosa y conseguir ser movido por las corrientes de agua, vagando sin rumbo. Entre sus tentáculos suelen vivir diversas especies de camarones comensales (Ancylomenes, Hamopontonia, Metapontonia, Periclimenes) y una especie de pez pipa (Siokunichthys nigrolineatus) también comensal. Se alimenta filtrando el plancton marino, pero la gran mayor parte de su energía la obtiene de las algas simbióticas (zooxantelas) que viven en el interior de sus tentáculos. Su reproducción sexual es idéntica a la de los demás corales duros: liberan óvulos y esperma a la columna de agua, y de los óvulos fecundados nacen larvas llamadas plánulas, que formarán parte del plancton flotando en las corrientes hasta asentarse en un sustrato. La reproducción asexual es sin embargo diferente a la de las demás especies de su familia: en vez de formar yemas en la parte superior de su esqueleto, las forma en la parte inferior. A pesar de su amplísima área de distrbución y su modo de vida, la constante degradación de su hábitat natural (especialmente el blanqueamiento de arrecifes causado por el calentamiento global) así como la recolección excesiva para el mercado de la acuariofilia, ha hecho de ésta una especie en peligro de extinción, catalogada como Vulnerable. Es bastante resistente al blanqueamiento pero muy sensible a infecciones de bacterias y protozoos, así como a ataques de otros corales.

avatar
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12062
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.