Gypsophila struthium

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Gypsophila struthium

Mensaje por Isidro el Jue Jun 15, 2017 12:34 am

Gypsophila struthium Linnaeus, 1759 ssp. hispanica (Willkomm, 1852) G. López, 1984
Sinónimo: Gypsophila hispanica Willkomm, 1852

4-Julio-2007.
Europa, España, Aragón, Zaragoza, a un lado del Puente de La Unión, en un solar urbano.
Leg: Isidro Martínez. Det: Isidro Martínez.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Plantae.
Filum: Spermatophyta.
Clase: Magnoliopsida.
Orden: Caryophyllales.
Familia: Caryophyllaceae.
Subfamilia: Caryophylloideae.
Género: Gypsophila.
Especie: Gypsophila struthium.

La albada, albaida o jabonera es una planta perennifolia que alcanza hasta un metro de altura y la misma extensión. De una retorcida cepa leñosa y rastrera emergen tallos finos y densamente ramificados, erectos o ascendentes, algo engrosados en los nudos. Las hojas son lineares, opuestas, sésiles, algo carnosas y de sección triangular, de hasta dos centímetros y medio de longitud y un milímetro y medio de anchura, en sus axilas nacen fascículos de hojas más pequeñas. El ápice de cada hoja es mucronado y la base es ciliada. Las flores se disponen en capítulos en la subespecie nominal y en corimbos en la subespecie hispanica. Cada flor posee cinco (rara vez seis) pétalos blancos, cada uno de hasta cinco milímetros y medio de longitud, y diez largos estambres que sobresalen de la flor y son mucho más largos que los pétalos, lo que le da un aspecto bastante diferente de otras especies de Gypsophila. El fruto es una cápsula erecta y ovalada, que se abre en cuatro valvas para liberar las semillas arriñonadas, de color negro o marrón y de superficie cubierta de minúsculos tubérculos.

Es una planta endémica de la Península Ibérica, donde se divide en dos subespecies, la nominal propia de Levante y la subespecie hispanica (representada en esta ficha) en el centro peninsular y las estepas del nordeste. Esta última subespecie es considerada como una especie separada por algunos autores. Forma parte de matorrales aclarados y terrenos baldíos, en cerros y laderas yesosas de zonas áridas, a entre ciento treinta y mil quinientos metros de altitud. Aunque siente cierta preferencia por terrenos degradados, también forma parte de espartales, sabinales y coscojares, siempre que estén situados sobre suelos de yesos. De su raíz se puede obtener jabón y se ha usado en el pasado para lavar la ropa, lo que le da uno de sus nombres comunes. Florece de junio a diciembre, y su tardía y abundante floración estival-otoñal, en momentos en los que apenas hay otras especies vegetales en flor en los áridos medios dominados por terófitas primaverales donde vive, constituye un valiosísimo recurso para los insectos florícolas que aparecen en esa época, y localmente muchas especies pueden depender exclusivamente de la presencia de esa planta en la zona para obtener el néctar necesario para sobrevivir.

avatar
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 11065
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.