EL ÁRBOL DE LA VIDA
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Ara glaucogularis

Ir abajo

Ara glaucogularis Empty Ara glaucogularis

Mensaje por Isidro el Miér Abr 22, 2015 10:56 pm

Ara glaucogularis Dabbene, 1921
Sinónimo: Ara caninde auct.

24-Marzo-2015.
Cautividad. Europa, España, Islas Canarias, Provincia de Santa Cruz, Tenerife, Valle de la Orotava, Puerto de la Cruz, Loro Parque.
Coordenadas: 28°41′23″N, 16°57′00″O.
Leg: Isidro Martínez. Det: Isidro Martínez.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Chordata.
Clase: Aves.
Orden: Psittaciformes.
Familia: Psittacidae.
Subfamilia: Arinae.
Género: Ara.
Especie: Ara glaucogularis.

El guacamayo gargantiazul es un espectacular loro de unos ochenta y cinco centímetros de longitud y noventa de envergadura alar, con hasta un kilo de peso. Posee un vistoso plumaje azul brillante por las partes superiores y amarillo dorado por las partes inferiores. La garganta está ocupada por una extensa mancha azul. Los ojos, de color amarillo, están rodeados por un parche de piel desnuda blanquecina, cruzada por cinco o seis densas hileras horizontales formadas por pequeñas plumas azules. Esta zona de la cara es diferente para cada ejemplar de guacamayo, pudiendo usarse para su reconocimiento como las huellas dactilares humanas o las rayas de las cebras. El pico es negro y las patas son grisáceas. Ambos sexos son idénticos, salvo por el tamaño muy ligeramente mayor de los machos. Los juveniles se distinguen por sus ojos primero marrones, luego grises y más tarde blancos, hasta alcanzar el tono amarillo de los adultos. Los ejemplares maduros tienen ojos más dorados y los más viejos muestran un anillo grisáceo alrededor de la pupila. Con tantos cambios de coloración, es fácil estimar la edad de una de estas aves observando el color de sus ojos.

Una especie muy similar y estrechamente relacionada, con la que ha menudo se le ha confundido, es la mucho más conocida Ara ararauna, que se diferencia por su tamaño algo mayor y por la coloración de su cabeza: en esta última especie, la mancha de la garganta es negra y no azul y de extensión mucho menor, la frente es verde, la zona desnuda alrededor de los ojos es mucho más grande y está surcada por sólo tres hileras de plumas, que son negras y no azules, y la mandíbula inferior está bordeada de blanco y no de rosa. En el resto del cuerpo, su plumaje es idéntico al de Ara glaucogularis. También los sonidos emitidos por ambas especies son diferentes.

Es endémico del Departamento de Beni, en el nordeste de Bolivia, donde vive en palmerales, bosquetes aislados rodeados por sabana, y bosques de ribera, a entre doscientos y trescientos metros de altitud. Existen citas en otros países como Uruguay y Argentina pero son dudosas y no se han confirmado, ya que seguramente se deben a confusiones con Ara ararauna. Es impresincible la presencia en su hábitat de la palmera Attalea phalerata, cuyos frutos conforman la mayor parte de su dieta y cuyos troncos huecos usan como lugar de anidamiento preferente. Vive en parejas o en pequeños grupos familiares, pero fuera de la época de cría puede formar raramente bandadas nómadas de hasta un máximo de setenta aves, aunque es mucho menos sociable que otros guacamayos. Son monógamos y se emparejan de por vida. Crían una vez al año si las condiciones son adecuadas, variando la época según la localidad. La hembra pone dos huevos (raramente uno o tres) en el agujero de un árbol muerto (especialmente palmeras), que incuba ella sola durante casi un mes mientras el macho se encarga de traerle los alimentos para que ella no tenga que salir del nido. Los polluelos son alimentados por ambos padres y no se independizan completamente hasta que alcanzan un año de edad, y alcanzan la madurez sexual a los cinco años. Puede vivir hasta unos cincuenta años.

Se trata de una especie que está en el mismísimo filo de la extinción, estimándose una población total de entre cincuenta y doscientas cincuenta aves en libertad. Es por tanto la especie de guacamayo más amenazada después de Cyanopsitta spixii. Se divide en dos pequeñas subpoblaciones, quizás porque en el área que los separa fueron cazados hasta su exterminio por los indígenas que usaban sus plumas como decoración. Actualmente su mayor amenaza es la captura de ejemplares para el comercio ilegal de mascotas, aunque también la expansión urbana y ganadera alrededor de los asentamientos humanos juega su papel, por ello no existe esta especie en las cercanías de Trinidad, la capital del departamento de Beni. También debe enfrentarse a la depredación de sus polluelos por tucanes y zarigüeyas, así como a la ocupación de sitios de anidamiento por su cercano pariente Ara ararauna, con el que convive y que es más competitivo.

Ara glaucogularis 16604436594_6dfe3fb84d_o
Ara glaucogularis 17019458707_baff7c1417_o
Ara glaucogularis 17225167982_b448818aa3_o

Ejemplares volando en libertad como añadido a la exhibición de delfines:
Ara glaucogularis 17226319671_0a25ab9eec_o
Ara glaucogularis 17039111828_0443b4015e_o


Última edición por Isidro el Jue Abr 23, 2015 1:57 am, editado 1 vez
Isidro
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 13295
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Ara glaucogularis Empty Re: Ara glaucogularis

Mensaje por Carlos Galan el Jue Abr 23, 2015 12:30 am

Interesante especie, espero que no sea tan rara en cautividad como en libertad. Supongo que le habrás hecho foto a la Coccoloba uvifera no? (que sale en la última imagen), aunque tal vez la tuvieras de antes.
Carlos Galan
Carlos Galan
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 7481
Fecha de inscripción : 22/09/2009
Edad : 33

http://www.taxateca.com

Volver arriba Ir abajo

Ara glaucogularis Empty Re: Ara glaucogularis

Mensaje por Isidro el Jue Abr 23, 2015 1:51 am

Hay más ejemplares en cautividad que en libertad, pero es bastante raro en avicultura. El zoo de Barcelona tiene una pareja y Loro Parque tiene montones de ejemplares, pero no suele ser visto en los zoos y mucho menos aún como mascota particular.

Esta ficha ya la había hecho anteayer, pero como estuve tres horas elaborándola el foro me dijo al publicarla que se me había "caducado" el tiempo, así que perdí todo lo escrito. En fin, ya la he rehecho de nuevo.

Coccoloba uvifera era frecuente en Tenerife en calles y parques, y no la tenía antes de ese viaje. No hice foto a ningún ejemplar hasta encontrar una plazoleta donde había unas llenas de frutos, cosa curiosa porque todas las que había visto hasta entonces en la misma y otras ciudades tinerfeñas no tenían ni rastro de frutos.
¿has visto la tórtola de la última foto?
Isidro
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 13295
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Ara glaucogularis Empty Re: Ara glaucogularis

Mensaje por Carlos Galan el Jue Abr 23, 2015 2:12 am

Si, había visto la tórtola, por qué lo dices?
Carlos Galan
Carlos Galan
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 7481
Fecha de inscripción : 22/09/2009
Edad : 33

http://www.taxateca.com

Volver arriba Ir abajo

Ara glaucogularis Empty Re: Ara glaucogularis

Mensaje por Isidro el Jue Abr 23, 2015 3:26 am

Nada, sólo por que es difícil de ver en la foto, y como te habías fijado en la Coccoloba tal vez imaginaba que habías advertido que había tres pájaros en esa foto, jeje.
Isidro
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 13295
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Ara glaucogularis Empty Re: Ara glaucogularis

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.