EL ÁRBOL DE LA VIDA
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Branta sandvicensis

Ir abajo

Branta sandvicensis Empty Branta sandvicensis

Mensaje por Isidro el Dom Sep 29, 2013 9:11 pm

Branta sandvicensis (Vigors, 1833) Gruson, 1976

7-Julio-2016.
Cautividad. América, Norteamérica, Estados Unidos, California, San Diego, Mission Bay, SeaWorld San Diego.
Leg: Isidro Martínez. Det: Isidro Martínez.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Chordata.
Clase: Aves.
Orden: Anseriformes.
Suborden: Anseres.
Superfamilia: Anatoidea.
Familia: Anatidae.
Subfamilia: Anserinae.
Género: Branta.
Especie: Branta sandvicensis.

La barnacla hawaiana, o ganso nené, es una llamativa e inconfundible ave acuática que mide hasta unos setenta centímetros de longitud, siendo los machos ligeramente más grandes que las hembras. Tiene el cuerpo macizo y el plumaje pardo, con los bordes de las plumas más claros, algo que suele ser típico de las barnaclas y ánsares. La coloración de su cabeza y cuello es sin embargo muy distintiva de esta especie: la cara y la parte superior de la cabeza y posterior del cuello forman un área negra, mientras que las mejillas, garganta y laterales del cuello son de un color amarillo pajizo, surcado por espacios negros correspondientes a los huecos entre hileras de plumas. Otra característica física curiosa son sus patas, de color negro: este ganso se ha adaptado a una vida casi completamente terrestre, y en consecuencia las membranas interdigitales de las patas se han reducido bastante, comparándolas con las restantes especies de barnaclas.

Es una especie endémica de las Islas Hawaii. Habita en regiones áridas, de suelo volcánico, con escasa vegetación, y está menos asociada a humedales y masas de agua que otros gansos, de ahí la reducción de las membranas de sus patas. Probablemente, la barnacla hawaiana se originó en ejemplares de barnacla canadiense (Branta canadensis) que llegaron a las islas Hawaii en tiempos remotos y se fueron adaptando poco a poco a su nuevo entorno y modificando su aspecto. En agosto o septiembre, la hembra pone un promedio de cuatro huevos blancos en un nido en el suelo, que incuba ella sola, mientras el padre permanece cerca y defiende al nido y a la hembra contra los intrusos.

Sin embargo, lo que hace más famosa a la barnacla hawaiana es su historia. Como sucede casi siempre con los organismos insulares, aislados de los depredadores durante milenios, en cuanto el ser humano puso el pie en esas islas su población sufrió mucho. De unas veinticinco mil barnaclas hawaianas salvajes, se fue reduciendo poco a poco hasta que en los años cincuenta llegó a pasar por el muy crítico cuello de botella de treinta y cuatro individuos, continuamente acosados por los predadores introducidos: cerdos, ratas, mangostas... así como por la destrucción de su hábitat en favor de la expansión agrícola, sobre todo la destrucción de las zonas de cría. Por fortuna, poco a poco fueron naciendo los movimientos conservacionistas, y como la especie se cría y reproduce bien en cautividad, fue haciéndose popular en los zoos, donde fueron aumentando su población fuera de sus islas. Hoy en día la población cautiva en zoos es abundante y sana, pero en las islas nativas los predadores siguen siendo un problema. De todos modos se ha conseguido que su grado de amenaza baje hasta el de Vulnerable, y la población salvaje asciende ahora a unos dos mil quinientos individuos. Sin embargo, exceptuando en la isla de Kauai (donde no está presente la mangosta), los predadores hacen que la reproducción de los ejemplares salvajes sea casi siempre un fracaso.

Branta sandvicensis 45620374451_9bfcb5a46f_o
Isidro
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 13295
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.