EL ÁRBOL DE LA VIDA
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Bubulcus ibis

Ir abajo

Bubulcus ibis Empty Bubulcus ibis

Mensaje por Isidro el Jue Nov 10, 2011 6:53 am

Bubulcus ibis (Linnaeus, 1758) Bonaparte, 1855
Sinónimo: Ardeola ibis (Linnaeus, 1758)

12-Agosto-2013.
Cautividad. Europa, República Checa, Liberec, Zoo de Liberec.
Leg: Isidro Martínez. Det: Isidro Martínez.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Chordata.
Clase: Aves.
Orden: Ciconiiformes.
Suborden: Ardeae.
Familia: Ardeidae.
Subfamilia: Ardeinae.
Género: Bubulcus.
Especie: Bubulcus ibis.

Bubulcus es un género monotípico, que en el pasado se incluía en el género Ardeola. Bubulcus ibis, la garcilla bueyera, consta de tres subespecies: la nominal (euroafricana), la asiática B. ibis coromandus y la de las islas Seychelles, B. ibis seychellarum, que presenta un aspecto intermedio entre ambas. Algunos autores elevan la subespecie oriental a la categoría de especie. Mide entre cuarenta y cinco y cincuenta y seis centímetros de longitud, y entre ochenta y dos y noventa y seis centímetros de envergadura alar. Posee un cuello relativamente corto y grueso, y las patas y el pico también son algo más cortos en proporción que otras garzas, lo que le da un aspecto rechoncho y compacto. Su plumaje es blanco, pero en la época de cría aparecen áreas de color pajizo sobre la cabeza, en el pecho y en el dorso. En la subespecie oriental estas zonas doradas son más intensas y más extendidas por el cuerpo. Fuera de la época reproductiva, su pico es amarillo y sus patas de color muy variable, de amarillas a negras, pero en época de cría pico y patas se vuelven rojizos intensos. Del mismo modo, los ojos son amarillos fuera de la época de cría y se vuelven rojos durante la misma. Los juveniles se diferencian de los adultos por su pico negro, además su plumaje es siempre totalmente blanco hasta que alcanzan la madurez.

Está extendida por casi todo el mundo, aunque es originaria de África, Asia y sur de Europa, pero se ha extendido por gran parte de América y Australia. Exta expansión es natural y no se debe a introducciones por parte de nuestra especie. Los ejemplares que forman las poblaciones americanas cruzaron el océano Atlántico, mientras que las australianas y neozelandesas proceden de Asia. Ha sido la expansión natural más rápida de todas las aves, y comenzó con la expansión de las poblaciones africanas a Sudáfrica, y en Europa, donde al principio sólo se hallaba en España y Portugal, se ha ido extendiendo también, hoy en día se encuentran incluso en Irlanda. Su éxito colonizador se debe a que la actividad humana (agricultura, vertederos, y sobre todo, la cabaña ganadera) favorecen a esta resistente especie. El calentamiento global también contribuye a que se sientan a gusto en zonas donde antes no permanecían durante el invierno. Es una especie muy adaptable y exitosa, que sabe aprovechar bien los recursos que les brinda nuestra especie. Habita en áreas abiertas y humedales, es frecuente en la sabana donde a menudo acompaña a los grandes ungulados para devorar las ranitas y saltamontes que éstos espantan a su paso, y ese mismo hábito lo ha adaptado a las reses domésticas también, lo que le da su epíteto génerico (Bubulcus) y nombre vulgar (bueyera). Además de estos animalillos, también se alimenta de los propios parásitos y hematófagos atraídos por el ganado, como garrapatas y tábanos. Es más independiente de los humedales que otras garzas y a menudo se ve en terreno seco. Gusta de los campos de cultivo, sobre todo arrozales, donde busca larvas y gusanos. También se ha adaptado exitosamente a los vertederos, e igualmente visita los zoos y granjas donde aprovecha el alimento que dan a los animales o el que es atraído por éstos. Sin embargo, muy raras veces pesca peces en hábitats naturales, y carece de la capacidad de otras garzas de lanzar su cabeza contra la posición en que se encuentra el pez compensando la refracción del agua. El cortejo del macho consiste en gran número de gestos rituales que incluyen agitar una ramita y apuntar con el pico hacia el cielo. Es monógama en cada temporada, pero ambos sexos cambian de pareja todos los años. Anida en colonias que a menudo son mixtas de varias especies de garzas, cigüeñas e ibis, y que generalmente se sitúan cerca del agua. El nido consiste en una pequeña y tosca plataforma de ramas situada en un árbol o un gran arbusto. El macho se encarga de recolectar los palitos y la hembra de colocarlos y ajustarlos en el nido. La hembra pone de uno a cinco huevos blancos, de poco más de cinco centímetros de longitud. Los dos padres se turnan para incubar su puesta durante poco más de tres semanas. Ambos padres alimentan y cuidan de sus polluelos, los cuales deben permanecer protegidos del ambiente externo por sus progenitores, ya que no pueden regular su temperatura corporal hasta unos diez días después de nacer. A las dos semanas de vida exploran los alrededores del nido, se desarrollan por completo con un mes y se independizan hacia los cuarenta y cinco días de vida. Puede vivir hasta veintitrés años.

Bubulcus ibis 45260313725_0e0c3d6e40_o
Isidro
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 13295
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.