Gazella dorcas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Gazella dorcas

Mensaje por Isidro el Miér Mar 18, 2015 4:03 am

Gazella dorcas (Linnaeus, 1758) ssp. osiris Blaine, 1913
Sinónimo:Gazella dorcas (Linnaeus, 1758) ssp. neglecta Lavauden, 1926

1-Mayo-2011.
Cautividad. Europa, España, Cataluña, Barcelona, Zoo de Barcelona.
Leg: Isidro Martínez. Det: Zoo de Barcelona.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Chordata.
Clase: Synapsida.
Orden: Artiodactyla.
Suborden: Ruminantia.
Superfamilia: Bovoidea.
Familia: Bovidae.
Subfamilia: Antilopinae.
Género: Gazella.
Especie: Gazella dorcas.

La gacela común es un elegante y hermoso antílope que mide hasta sesenta y cinco centímetros de altura hasta la cruz y hasta un metro y diez centímetros de longitud excluyendo la cola (que mide hasta veinte centímetros), y puede pesar hasta veinte kilos: es la segunda especie más pequeña del género después de G. spekei. Su pelaje es de coloración variable, muy pálido en la subespecie sahariana (Gazella dorcas osiris) (representada en la fotografía de abajo). La parte inferior es blanca, la superior color arena (rojiza en las formas más orientales), y entre ambas zonas corre por los flancos una franja más oscura. La cara es más oscura que el resto del cuerpo. Ambos sexos tienen cuernos anillados, pero los de las hembras son muy pequeños, los de los machos tienen forma de lira y alcanzan los cuarenta centímetros de longitud.

La gacela de montaña (Gazella gazella) es la especie más similar y emparentada dentro del género, y se diferencia por su mayor tamaño, sus orejas más cortas y sus cuernos más rectos.

Se puede encontrar desde Arabia y Somalia hasta el Sáhara Occidental, aunque ha sido exterminada de gran parte de su antigua área de distribución. Es una especie muy adaptada al desierto, aunque también puede vivir en praderas, estepas, y subdesiertos. Puede pasar toda su vida sin beber, obteniendo toda el agua que necesitan a partir de su alimento, pero siempre que tienen la oportunidad beben. Pueden soportar temperaturas muy altas aunque entonces son sólo activas en las horas más frescas del día. En las zonas donde sufren depredación por parte de los humanos, se han vuelto parcialmente nocturnas. Se alimentan de ramas, hojas, flores y frutos de diversos arbustos, especialmente de acacias, y pueden apoyarse sobre sus patas traseras para alcanzar ramas más altas así como excavar el suelo en busca de bulbos y rizomas. Muchas especies de acacias norteafricanas dependen principalmente de este animal para la dispersión de sus semillas. Pueden alcanzar los noventa y seis kilómetros por hora cuando huyen de un depredador, cosa que hacen con la cabeza muy alta como una señal para alertar a los demás miembros de su manada. Cuando las condiciones son duras, estas gacelas viven en parejas, pero ante la abundancia de recursos forman manadas familiares con un macho adulto, muchas hembras e individuos juveniles. Durante la época de cría los machos son territoriales, marcando sus dominios mediante excrementos. Generalmente las cópulas tienen lugar entre septiembre y noviembre. Las hembras, tras seis meses de gestación, paren una sola cría (ocasionalmente se han reportado gemelos). Durante las dos primeras semanas, la cría permanece acurrucada, oculta entre arbustos o en una depresión del suelo, mientras su madre pasta en las cercanías. Tras tres meses, la cría deja de beber leche y regresa junto con su madre a la manada.

Este animal se halla amenazado de extinción. Aunque el hombre ha exterminado gran parte de las poblaciones de casi todos los depredadores principales de esta gacela (guepardos, leopardos, leones, lobos etíopes, caracales y servales), el mismo ser humano suple con creces el alivio que supone esta ausencia de depredadores, pues ha convertido sus hogares en tierras de cultivo y dejado inservibles los pastos mediante la introducción del ganado doméstico. Además, la caza ilegal de esta gacela se sigue practicando. La conservación ex situ mediante la cría en cautividad no es fácil, ya que los jóvenes nacidos en zoos de todo el mundo son extraordinariamente sensibles a infecciones de patógenos que no se dan en su hábitat natural.


avatar
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 11153
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.