Felis silvestris

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Felis silvestris

Mensaje por Isidro el Miér Nov 12, 2014 3:26 am

Felis silvestris Schreber, 1778

21-Agosto-2011.
Cautividad. Europa, Alemania, Berlín, Tierpark Friedrichsfelde.
Leg: Isidro Martínez. Det: Isidro Martínez.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Chordata.
Clase: Synapsida.
Orden: Carnivora.
Suborden: Feliformia.
Superfamilia: Feloidea.
Familia: Felidae.
Subfamilia: Felinae.
Género: Felis.
Especie: Felis silvestris.

El gato montés europeo es un pequeño felino muy emparentado con el gato doméstico. Tanto su taxonomía como su nomenclatura son algo confusas. Ha sido conocido durante siglos bajo el nombre de Felis sylvestris, pero el epíteto correcto es Felis silvestris y no Felis sylvestris, ya que así figura en la descripción original hecha por Johann Christian Daniel Schreber, como puede verse aquí. Respecto a su taxonomía, son muchos autores los que consideran que las especies Felis catus, Felis silvestris, Felis lybica y Felis ornata deben unirse en una sola especie, por lo que todas pasarían a ser subespecies de Felis catus, que fue la primera que se describió. También muchos de los autores que los unifican en una sola especie, cambian la prioridad del nombre estableciendo los cuatro taxones como subespecies de Felis silvestris y no de Felis catus, debido a una enmienda ultramoderna (2003) y para mí sin sentido alguno, del Código de Nomenclatura Zoológica, que por motivos que creo inexistentes hace que las especies domésticas infrinjan el orden de prioridad nomenclatural del Código para que así "no parezca que las especies salvajes derivan de las domésticas". Resumiendo, podemos encontrar a este animal nombrado como Felis silvestris, como Felis sylvestris y como Felis catus silvestris, refiriéndose todos esos nombres al mismo taxon.

Es más grande y de constitución más robusta que el gato doméstico, y el pelaje de la cola es mucho más largo y espeso, dándole una apariencia gruesa. Mide de cincuenta a setenta centímetros de longitud corporal a los que se suman de veinte a treinta y cinco centímetros de cola. La altura hasta la cruz es de unos treinta y ocho centímetros. La cabeza es ancha, con hocico corto y orejas pequeñas, y unos ojos verdes o ambarinos dotados de pupilas verticales. Su pelaje es de color pardo grisáceo, con finas rayas oscuras verticales que atraviesan su cuerpo. El vientre es de color más claro y carece de rayas, aunque a veces presenta manchas oscuras. A lo largo de la línea dorsal aparece una banda negra longitudinal, que termina en la cabeza dividiéndose en cuatro rayas más finas en su frente. La cola es más corta que la del gato doméstico, su punta es negra y redondeada y está precedida de al menos dos bandas negras. El único carácter completamente fiable para separar al gato montés del doméstico es la mayor capacidad craneal del gato montés.

Antiguamente se distribuía por toda Europa, excepto Irlanda, la península Escandinava y la parte oriental de la Rusia europea. Hoy en día se halla relegado a unos parches aislados en diversos puntos de Europa, y en Turquía y el Cáucaso. En África lo sustituye el gato salvaje africano (Felis lybica) y en Asia el Felis ornata. Habita en bosques y matorrales, o a veces en monte bajo, páramos y lugares rocosos, pero siempre en zonas bien alejadas de los núcleos urbanos, ya que son muy sensibles a la actividad humana. Ha sido exterminado de casi toda su área de distribución mediante venenos y trampas, y hoy en día tan sólo abunda en los Cárpatos. Los gatos monteses pueden hibridarse con los domésticos, lo que constituye una de las mayores amenazas para su especie.

Es un animal solitario, excepto en la época de reproducción. Es de actividad nocturna, aunque más activo durante el día que el gato doméstico y que el gato salvaje africano. Es un animal sumamente esquivo y de costumbres monótonas, que suele recorrer las mismas sendas cada día. Se alimenta sobre todo de conejos, roedores y pájaros, mucho más raramente de huevos, reptiles, anfibios e insectos. Las hembras son territoriales y los machos nómadas, cubriendo los territorios de varias hembras. Tan sólo en la época de celo el macho puede acercarse a masías y granjas, en busca de gatas domésticas. Se reproducen entre febrero y marzo, y el macho permanecerá junto con la hembra hasta que termine su celo. Es un animal completamente polígamo, tanto por parte de las hembras como por la de los machos. La hembra pare de una a ocho crías en el mes de mayo, en un refugio entre las rocas, el hueco de un árbol o la madriguera abandonada de otro animal. Ella sola cuida de sus crías, sin participación del macho, que para esa época ya habrá abandonado el lugar. En ocasiones, igual que sucede con el león, se han reportado machos que matan a las crías que no son suyas, para poder fecundar ellos a la hembra y tener crías con sus genes. Las crías nacen ciegas y no abren los ojos hasta pasados diez o doce días del nacimiento. Se independizan a los tres o cuatro meses, aunque continúan cazando con su madre algo más de tiempo. Son sexualmente maduros a los diez meses de edad.

avatar
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 11165
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.