Archaeopteris roemeriana

Ir abajo

Archaeopteris roemeriana Empty Archaeopteris roemeriana

Mensaje por Isidro el Vie Oct 07, 2011 3:25 am

Archaeoptris roemeriana (Goeppert, 1948) Leclercq, 1951

17-Agosto-2011.
Cautividad. Europa, Alemania, Berlín, Museum für Naturkunde.
Leg: Isidro Martínez. Det: Museo de Historia Natural de Berlín.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Plantae.
Filum: Progymnospermophyta.
Clase: Progymnospermopsida.
Orden: Archaeopteridales.
Familia: Archaeopteridaceae.
Género: Archaeopteris.
Especie: Archaeopteris roemeriana.

Las progimnospermas son un extraño grupo de plantas que aparecieron en el Devónico y se extinguieron en el Carbonífero. Presentan características intermedias entre las criptógamas y las gimnospermas. Tenían un tronco leñoso y un porte arbóreo similar al de las coníferas, pero sus hojas, de aspecto similar a las de los helechos, llevaban esporas.

Archaeopteris es uno de los más antiguos géneros conocidos de árboles con verdaderas ramificaciones, similares a las de las gimnospermas. De hecho, hasta el descubrimiento en 2007 de otro género arbóreo aún más primitivo, se tenía por el más antigio de todos. Se han descrito diversas especies de este género, pero actualmente muchas de ellas se han sinonimizado con A. roemeriana, debido a que su dimorfismo foliar hacía pensar en diferentes especies (las hojas estériles son diferentes a las fértiles). Sin embargo, el propio estatus de validez de A. roemeriana como especie dista mucho de estar resuelto, y ciertos autores lo consideran un sinónimo de su equivalente norteamericano Archaeopteris halliana, al que se asemeja mucho.

Esta especie vivió a finales del Devónico, y sus fósiles son especialmente abundantes en Bélgica y en algunas islas del Ártico. Desde la base hasta el ápice de las últimas ramas vegetativas, el sistema vascular muestra cambios, ya que en la base aparecen cuatro vasos del protoxilema, que más tarde se convierten en cinco, y ya cerca de la punta se reducen a tres. Dos de los vasos del protoxilema son el doble de gruesos que los restantes. Los foliolos eran ampliamente obovados o espatulados, de margen entero y con una característica venación radial dicotómica. Se disponían de forma entre subopuesta y alterna en los ejes vegetativos terminales y se superponían en grado variable unos con otros. Estos foliolos medían de seis milímetros y medio a dos centímetros y medio de longitud, y de dos milímetros y medio a un centímetro y medio de anchura. Esta gran diferencia de tamaño entre los foliolos era gradual, esto es, en una misma pinna los foliolos iban aumentando progresivamente de tamaño desde la base hasta su parte media, y luego decreciendo progresivamente de tamaño hacia la punta. Sin embargo, los tres o cuatro últimos foliolos de la punta sí mostraban una reducción repentina de tamaño, y además su forma era muy distinta, con una lámina reducida doblemente ahorquillada, y su posición respecto al eje era adaxial, mientras que los foliolos normales eran abaxiales, es decir, nacían en el lado opuesto. Respecto a los esporófilos, se disponían de forma helicoidal y estaban bifurcados en la punta. Poseía dos tipos de esporas, unas mucho más grandes que las otras.

Reconstrucción en vida

En el museo de historia natural de Berlín:
Archaeopteris roemeriana 30246883061_3a9a88f65c_o

En el Real Instituto de ciencias naturales de Bélgica:
Archaeopteris roemeriana 30854330307_81f859f12b_o
Isidro
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12844
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.