Hymenocera picta

Ir abajo

Hymenocera picta Empty Hymenocera picta

Mensaje por Isidro el Jue Jul 18, 2019 9:27 am

Hymenocera picta Dana, 1852
Sinónimo: Hymenocera elegans Heller, 1861

14-Septiembre-2016.
Cautividad. Europa, España, Aragón, Zaragoza, en venta en una tienda de acuariofilia.
Leg: Isidro Martínez. Det: Aquaria virtual.com (como Hymenocera elegans).


Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Arthropoda.
Clase: Crustacea.
Orden: Decapoda.
Suborden: Pleocyemata.
Superfamilia: Palaemonoidea.
Familia: Gnathophyllidae.
Subfamilia: Hymenocerinae.
Género: Hymenocera.
Especie: Hymenocera picta.

La exquisitamente atractiva gamba arlequín es posiblemente el más suntuoso de todos los crustáceos del mundo, con un diseño casi imposible que diríase salido de la mente de un artista. Única especie de su género, esta extraordinaria gamba no es muy grande, midiendo hasta cinco centímetros de longitud. Su cefalotórax, abdomen y patas son de color blanco a rosado con nítidos granes ocelos muy contrastados de centro rosado purpúreo oscuro y volviéndose azul intenso hasta la perifieria. El tono claro de fondo se hace más claro alrededor de estos ocelos, haciendo que contraten aún más. La dominancia de tonos rosados o azules es muy variable según los ejemplares. En las patas marchadoras, los ocelos forman contrastados anillos blancos y azul oscuro o blancos y rosados o purpúreos. Las peculiarísimas antenas no poseen la misma coloración que el cuerpo, sino que tienen un fino jaspeado rosado y la punta blanca. Las antenas no son filiformes como las de la casi totalidad de los demás crustáceos, sino que son foliáceas, cortas y rizadas, con aspecto semejante a pétalos de orquídea y una coloración que también recuerda a dichas flores. De ahí deriva el nombre de Hymenocera, que significa "cuernos membranosos", es decir, antenas foliáceas. Las anténulas son igualmente peculiares, consistentes en tres segmentos, cada uno con forma de copa invertida. Las peculiaridades de su morfología no acaban en las antenas y anténulas: los ojos blanquecinos y prolongados en un pequeño cuerno se sitúan sobre pedúnculos tan gruesos como el propio ojo, recordando más a los de algunas especies de cangrejos que a los de la mayor parte de las gambas, su abdomen está doblado en un ángulo muy pronunciado en lugar de curvarse uniformemente, los segmentos abdominales se expanden en prominentes lóbulos laterales, y por último, sus pinzas, que tienen la misma coloración ocelada que el cuerpo, son extraordinarias, extremadamente anchas y planas, con la mano ocupando casi toda la longitud de la pinza, y el dedo móvil minúsculo mientras que el dedo fijo es muy amplio y obtuso.

Se distribuye muy ampliamente por las aguas tropicales de todo el Indopacífico, desde el Mar Rojo y las costas africanas hasta las costas americanas de Panamá, Colombia y las islas Galápagos. Habita en arrecifes rocosos o coralinos, a entre uno y cuarenta metros de profundidad. Suele verse en parejas, aunque tampoco es raro verla en solitario. A causa de su increíble y hermosísima apariencia, este animal es muy deseado en el comercio de la acuariofilia, sin embargo, es muy poco recomendable debido a que su dieta extremadamente especializada es muy difícil de replicar en cautividad. En efecto, su alimentación consiste casi exclusivamente en estrellas de mar vivas, de numerosas especies. Estas gambas se sitúan sobre las estrellas de mar, muy a menudo mucho más grandes que ellas mismas, y van devorando pequeños fragmentos de estos lentos equinodermos. Es una valiosa ayuda en la lucha contra la famosa corona de espinas, esa estrella de mar que destruye los arrecifes coralinos. En raras ocasiones se ha reportado alimentándose también de erizos de mar, que también son equinodermos como las estrellas de mar. Localizan a las estrellas por el olfato con sus anténulas foliáceas especializadas. En cautividad se usa a menudo para luchar contra la plaga de crías de Asterina, un tipo de estrella de mar que invade a menudo los acuarios marinos, pero el problema es que suelen acabar rápidamente con este recurso y luego no tienen qué comer y mueren de hambre. No obstante, se ha conseguido desarrollar una dieta sustitutoria artificial, específica para esta gamba. Este crustáceo forma parejas monógamas que se emparejan de por vida, en las que el macho es el dominante, y que actúan y cazan de forma cooperativa. Ambos sexos son agresivos hacia otros ejemplares del mismo sexo, y en el caso de los machos, un encuentro con un rival desembocará en una lucha que no terminará hasta la muerte de uno de los contrincantes. Las hembras producen entre cien y cinco mil huevos cada tres semanas aproximadamente, coincidiendo con su ciclo de muda. Acarrean los huevos bajo el abdomen durante un par de semanas, y éstos son fecundados por el macho. Las larvas resultantes se dispersan de inmediato, formando parte del plancton, y la casi totalidad son devoradas por otros organismos marinos, lo que explica el elevado número de huevos. Las pocas larvas supervivientes pasan por doce mudas durante cinco o seis semanas, pasado este tiempo se asientan en el lecho marino y se transforman en gambas juveniles, cinco días después de esta metamorfosis comienzan a devorar sus primeras estrellas de mar.

Hymenocera picta 48317154652_67e992ff76_o
Hymenocera picta 48317035241_e6346a26e6_o
Isidro
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12852
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Hymenocera picta Empty Re: Hymenocera picta

Mensaje por Carlos Galan el Vie Jul 19, 2019 7:11 pm

¡Que preciosidad de gamba!.
Carlos Galan
Carlos Galan
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 7276
Fecha de inscripción : 22/09/2009
Edad : 32

http://www.taxateca.com

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.