Bathynomus giganteus

Ir abajo

Bathynomus giganteus Empty Bathynomus giganteus

Mensaje por Isidro el Dom Nov 18, 2018 12:00 am

Bathynomus giganteus A. Milne-Edwards, 1879

26-Septiembre-2018.
Cautividad. Europa, Bélgica, Región Valona, Provincia de Henao, Bruguelette, Pairi Daiza, en Nautilus. Formando parte de una exposición permanente de conchas y fauna marina tematizada con los viajes del capitán Nemo.
Coordenadas: 50°35′05″N, 3°53′14″E.
Leg: Isidro Martínez. Det: Enrike Huerta et Isidro Martínez.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Arthropoda.
Clase: Crustacea.
Orden: Isopoda.
Suborden: Cymothoida.
Familia: Cirolanidae.
Género: Bathynomus.
Especie: Bathynomus giganteus.

Este extraordinario artrópodo, especie tipo de las veinte que componen el género Bathynomus, es el más grande de todos los isópodos conocidos junto con algunas especies mal conocidas del mismo género (como B. kensleyi). Puede alcanzar hasta setenta y seis centímetros de longitud y pesar más de un kilo y medio, un tamaño que ridiculiza a los pequeños isópodos (cochinillas de la humedad) que solemos ver en nuestros jardines. Posee un cuerpo convexo, aplanado, de color rosado pálido o pardo liláceo claro, con un caparazón duro y articulado consistente en segmentos superpuestos. La cabeza está provista de un par de grandes ojos compuestos, bien separados y fuertemente reflectantes, así como de dos pares de antenas. El cuerpo está formado por siete segmentos torácicos (el primero de ellos fusionado con la cabeza) y cinco abdominales, y finaliza en un gran escudo o telson plano y ancho, de borde fuertemente espinoso. Posee siete pares de patas torácicas, el primero de los cuales está modificado xomo maxilípedos que pueden manipular la comida y acercarla a los cuatro juegos de mandíbulas. Posee cinco pares de pleópodos, cada uno de los cuales se divide en dos partes: una amplia lámina plana que funciona como estructura respiratoria y una rama de función natatoria.

Se distribuye por las aguas frías y profundas del Océano Atlántico, siendo una de las pocas especies atlánticas de este género principalmente indopacífico. Se encontró por primera vez en el Golfo de México. Habita en las aguas donde no llega la luz del sol, a entre trescientos y dos mil trescientos metros de profundidad, y su descubrimiento casi coincidió con la hipótesis de que tales zonas profundas no estaban desprovistas de vida como se pensaba hasta ese momento. Se trata de un carroñero generalista, de hábitos solitatios, que pasea por los fondos fangosos y limosos buscando cadáveres de ballenas, peces y calamares. También pueden atacar a animales vivos sésiles o de movimientos muy lentos, tales como esponjas, gusanos marinos y pepinos de mar. Su adaptabilidad es imprescindible para sobrevivir en un medio con escasos recursos como es la zona batial en la que vive, y también por eso mismo es capaz de soportar largos periodos de hambruna: en cautividad ha habido ejemplares que se han mantenido vivos durante cinco años sin alimento alguno. Cuando encuentra un recurso abundante de comida, como una ballena muerta, los isópodos gigantes se atiborran y engordan hasta el punto de no ser capaces de caminar, pues necesitan grandes reservas para poder pasar luego los periodos de hambruna. Los pescadores desprecian a este crustáceo porque causa destrozos en los peces atrapados en aguas profundas. Se reproduce en invierno y primavera, cuando el alimento es más abundante. Las hembras maduras desarrollan un marsupio o bolsa de cría con los bordes de las patas cuando están sexualmente receptivas, y allí llevan consigo sus huevos, de hasta trece milímetros de diámetro, que se cree que son los huevos más grandes de todos los invertebrados marinos. Durante el periodo de incubación, la madre no se alimenta y permanece semienterrada en un estado similar al letargo para ahorrar energía. Los huevos eclosionan en el interior de la bolsa y emergen de ella ya como adultos en miniatura, de hasta seis centímetros de longitud, plenamente desarrollados, faltándoles únicamente el último par de patas marchadoras (pereiópodos) para ser iguales que los adultos.

Bathynomus giganteus 44119018460_a4dd7ec647_o
Isidro
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12853
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Bathynomus giganteus Empty Re: Bathynomus giganteus

Mensaje por Carlos Galan el Dom Nov 18, 2018 9:13 am

Vaya, has conseguido algo realmente raro de ver y muy curioso. Me sorprende que tuvieran un ejemplar en cautividad sin darle de comer durante 5 años.
Carlos Galan
Carlos Galan
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 7277
Fecha de inscripción : 22/09/2009
Edad : 32

http://www.taxateca.com

Volver arriba Ir abajo

Bathynomus giganteus Empty Re: Bathynomus giganteus

Mensaje por Isidro el Dom Nov 18, 2018 10:38 am

También me ha sorprendido a mí, y no sé como de fidedigno será el dato. Otra fuente menciona 4 años y otra parece mencionar, de una forma confusa, que el ejemplar se hallaba en un acuario japonés y fue alimentado con una caballa en 2009, pero que, por lo que creo deducir del texto (quizá mal traducido), hundió su cara en el pescado pero sin comer realmente desde 2009.

Esta especie podría haberla visto en 2012 en el acuario Morsky Svet de Praga, pero el acuario sólo contenía el cartel, y en su interior había peces piña japoneses (Monocentris japonica), pero ni el menor rastro de isópodos gigantes. En Japón en cambio son muy populares y todos oos acuarios tienen tanques con este género, si bien la especie dominante es B. doederleini debido a su area de distribución, y pocos acuarios japoneses poseen el verdadero B. giganteus.
Isidro
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12853
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Bathynomus giganteus Empty Re: Bathynomus giganteus

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.