Eunectes murinus

Ir abajo

Eunectes murinus

Mensaje por Isidro el Jue Feb 22, 2018 11:14 pm

Eunectes murinus (Linnaeus, 1758)

22-Julio-2017.
Cautividad. Europa, España, Madrid, Faunia.
Leg: Isidro Martínez. Det: Isidro Martínez.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Chordata.
Clase: Sauropsida.
Orden: Squamata.
Suborden: Ophidia.
Familia: Boidae.
Subfamilia: Boinae.
Género: Eunectes.
Especie: Eunectes murinus.

La anaconda verde o común es la especie tipo de las cuatro que conforman el género Eunectes. Todas ellas pueden distinguirse de otros géneros de boas por la ausencia del hueso supraorbital en el techo del cráneo. La anaconda verde es la serpiente viviente más pesada del mundo y la segunda más larga del mundo después de la pitón reticulada, su tamaño máximo no está muy claro, pero el mayor ejemplar registrado medía doce metros de longitud y pesaba doscientos cincuenta kilos, sin embargo lo habitual es que las hembras midan unos seis metros de longitud, y los machos tres metros. El cuerpo de la anaconda es grueso y robusto, la cabeza es grande con ojos proporcionalmente pequeños, de color pardo jaspeado y con pupilas verticales pequeñas, situados en lo más alto de la cabeza para permitirle ver por encima del agua mientras nada. Su coloración es muy característica de la especie: un tono de fondo pardo oliváceo, que se vuelve gradualmente amarillo en la zona ventral, el dorso está adornado por grandes manchas negras circulares u oblongas, bien delimitadas y de diferentes tamaños, mientras que los flancos poseen manchas más pequeñas con el centro amarillo y el borde negro. En la cabeza aparece una característica banda rojiza que parte del ojo y se dirige hacia la comisura de la boca, y otra banda negra justo por debajo de la rojiza. Las escamas dorsales son pequeñas y lisas, y las escamas ventrales son estrechas, pero mucho más grandes en la parte anterior del cuerpo que en la parte posterior. Como en todas las boas, la anaconda posee un par de puntas duras al nivel de la cloaca (más grandes en los machos), que son los vestigios de sus patas posteriores. Al nacer, las crías miden un promedio de setenta centímetros.

Es una especie ampliamente distribuida por las regiones tropicales de llanura de Sudamérica, siendo especialmente común en las cuencas del Orinoco y del Amazonas y en los pantanales de los Llanos de Venezuela. Pequeñas poblaciones procedentes de escapes del cautiverio han sido introducidas en Florida. Las anacondas verdes son serpientes muy ligadas al agua, y habitan principalmente en zonas pantanosas con aguas someras estancadas o de movimiento lento, aunque también se encuentran en sabanas, herbazales y junglas lluviosas. La anaconda es una cazadora oportunista situada en la cúspide de la cadena alimentaria, y come cualquier presa que sea capaz de tragar, capturando animales de hasta la mitad de su propio peso. Sus presas más habituales son caimanes, jacanas, capibaras, agutíes, pécaris, tapires y tortugas. En raras ocasiones pueden comer carroña o practicar el canibalismo. Si comen una presa grande, pueden pasar luego varios meses sin comer. Las crías tienen una dieta mucho menos variada que los adultos, consistente básicamente en peces y crías de caimán. Las anacondas son serpientes muy adaptables, lo que les permite sobrevivir en áreas muy cambiantes a causa de los ciclos de lluvias y sequías. En la época seca pueden enterrarse en el barro y entrar en estado de letargo hasta el regreso de las lluvias. En la época lluviosa pasan mucho tiempo asoleándose en promontorios tales como grandes rocas emergentes. La reproducción suele tener lugar en la época seca, de marzo a mayo, durante muchas semanas en agregaciones de hasta trece machos que buscan activamente y cortejan a una misma hembra. Durante este periodo la hembra copula numerosas veces con los diferentes machos. Tras la cópula, la hembra puede comerse a uno o más machos. Los machos vuelven a sus propios territorios tras la cópula mientras la hembra permanece en el mismo lugar. Es ovovivípara y gesta sus huevos durante siete meses, hasta que llega el momento de parir hasta ochenta y dos crías al final de la estación lluviosa, por la tarde, en el agua somera. Las crías se dispersan inmediatamente sin recibir cuidados maternales. Alcanzan la madurez sexual a los tres o cuatro años de edad. Las anacondas verdes viven unos diez años en libertad, y pueden superar los treinta años en cautividad.

avatar
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 11868
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.