Desmodus rotundus

Ir abajo

Desmodus rotundus

Mensaje por Isidro el Miér Ene 24, 2018 11:42 pm

Desmodus rotundus (Geoffroy, 1810)

3-Agosto-2017.
Cautividad. Europa, Alemania, Renania del Norte-Westfalia, Bonn, Museo de Investigación Zoológica Alexander König.
Coordenadas: 50°43′19″N, 7°06′49″E.
Leg: Isidro Martínez. Det: Museum König.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Chordata.
Clase: Synapsida.
Orden: Chiroptera.
Suborden: Microchiroptera.
Superfamilia: Noctilionoidea.
Familia: Phyllostomidae.
Subfamilia: Desmodontinae.
Género: Desmodus.
Especie: Desmodus rotundus.

El vampiro común, única especie del género Desmodus, es probablemente el más conocido de todos los murciélagos. Es la especie tipo de las tres especies de vampiros, que conforman la subfamilia Desmodontinae, siendo cada especie de un género diferente. Las tres especies son muy peculiares por sus hábitos alimenticios hematófagos. El vampiro común es un murciélago de entre seis y medio y nueve y medio centímetros de lonitud corporal, carente de cola, y mide hasta cuarenta centímetros de envergadura alar. Su cuerpo está cubiero por un pelaje corto y áspero de color pardo brillante en el dorso, y mucho más claro en su parte ventral. Su cara posee un hocico chato y de aspecto inflado, con la mandíbula inferior prominente, y la boca está provista de veinticuatro dientes afilados, incluyendo dos incisivos muy grandes. Los ojos son relativamente grandes y su vista es excelente. Sus orejas son muy amplias, puntiagudas, de hasta dos centímetros de longitud, sin sobresalir mucho del contorno de la cabeza. El dedo libre de las alas y los dedos de las patas son bastante robustos, para un mejor anclaje en el cuerpo de su hospedante. La membrana entre las patas (uropatagio) está muy reducida al carecer de cola.

Tiene una amplísima área de distribución que abarca desde el norte de México hasta el norte de Chile y Argentina. Habita en lugares arbolados, ya sean bosques naturales o cultivos, desde el nivel del mar hasta los dos mil novecientos metros de altitud, y resulta especialmente abundante en los alrededores de fincas ganaderas. Como la mayoría de los murciélagos, es de costumbres nocturnas, y durante el día descansa en cuevas, agujeros de troncos y refugios similares, agrupándose en densas congregaciones de decenas o incluso centenares de individuos. La dieta del vampiro es lo que hace más famoso a este animal, ya que se alimenta exclusivamente de la sangre de vertebrados grandes, principalmente ungulados (ganado doméstico, tapires, camélidos), y de forma mucho más ocasional acude a perros, humanos y gallinas, muy excepcionalmente incluso reptiles y anfibios. Con sus incisivos muy desarrollados abre una herida en la piel de estos mamíferos mientras duermen, y al contrario que en los rumores populares, no succiona la sangre como si fuera un mosquito, sino que se limita a lamer la sangre que brota de la herida. La herida que producen no duele, de este modo evitan ser detectados. Su saliva provista de un anticoagulante impide que la sangre deje de brotar de la herida durante la media hora aproximada que dura su alimentación. Sus costumbres alimenticias raramente dañan al animal sangrado, ya que toman muy poca cantidad cada vez, llegando a tan sólo unos veintiséis litros al año. El único peligro que estos murciélagos representan para el ganado y otros animales, es la posibilidad de transmisión de la rabia. Tienen la costumbre de retornar cada noche al mismo animal. Curiosamente, este sociable y benévolo murciélago practica el altruismo: regurgita parte de la sangre que ha tomado para que la consuman aquellos ejemplares que han sido incapaces de obtenerla por sí mismos. Si pasan dos días sin su ración de sangre, mueren de hambre. La reproducción puede tener lugar en cualquier momento del año, y cada macho se reproduce con varias hembras y defiende su territorio contra machos rivales. Tras unos siete meses de gestación, la madre pare una sola cría, en ocasiones dos. La cría permanece colgada de su madre, mamando leche durante su primer mes de vida, al segundo mes comienza a cambiar la dieta de leche por la sangre que su madre regurgita para su retoño. Aprende a volar y a detectar ganado observando a su madre hacia los cuatro meses de vida, y se independiza a los cinco meses. Alcanza la madurez sexual a los nueve meses, y puede vivir hasta doce años en libertad, y hasta diecinueve años y medio en cautividad.

avatar
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12058
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.