Corytophanes cristatus

Ir abajo

Corytophanes cristatus

Mensaje por Isidro el Vie Ene 05, 2018 12:11 am

Corytophanes cristatus Merrem, 1820

5-Agosto-2017.
Cautividad. Europa, Alemania, Renania del Norte-Westfalia, región de Düsseldorf, Duisburgo, Konrad-Adenauer-Ring, en venta en una tienda de animales.
Leg: Isidro Martínez. Det: Zoo Zajac.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Chordata.
Clase: Sauropsida.
Orden: Squamata.
Suborden: Sauria.
Familia: Iguanidae.
Subfamilia: Corytophaninae.
Género: Corytophanes.
Especie: Corytophanes cristatus.

La iguana de casco es un curioso lagarto de hasta treinta y cinco centímetros de longitud, incuyendo su fina cola, que es más larga que el resto del cuerpo: el conjunto de cabeza y cuerpo sólo llega a unos diez centímetros. Es la especie tipo de las tres que componen el género Corytophanes. Es de color pardo jaspeado a oliváceo, semejando una hoja seca, pero es capaz de cambiar la tonalidad de su piel rápidamente, según la luz solar recibida y otros factores. Su característica más distintiva es la alta cresta triangular que va desde su nuca hasta la parte delantera del dorso, y que está orlada de pequeñas escamas triangulares que continúan más allá de la cresta, a lo largo del dorso. Esta cresta es algo más grande en los machos que en las hembras. A lo largo de la garganta presenta un pequeño saco gular de borde fuertemente aserrado. Las escamas del cuerpo son granulosas o rugosas, las escamas del vientre y de la cara inferior de la cola están fuertemente aquilladas. Las patas son largas y finas, al igual que los dedos, bien adaptados a la vida arborícola.

Se distribuye ampliamente desde el sur de México hasta Colombia, habitando en las selvas tropicales a entre seiscientos y mil seiscientos cuarenta metros de altitud. Se alimenta de insectos y otros pequeños animalillos, que captura tanto de día como de noche. Suele pasar su tiempo en las ramas bajas de los árboles o en la cima de arbustos. Si se ve enfrentado a un peligro, prefiere quedarse quieto y confiar en su excelente camuflaje, salvo que el peligro sea inminente, en cuyo caso da veloces saltos y corre a menudo usando sólo las patas posteriores, de un modo muy similar al de sus parientes cercanos los basiliscos. A diferencia de éstos, no está ligado a los humedales y no puede correr sobre la superficie del agua. Si es capturado o acorralado, abre la boca e infla su garganta con la esperanza de intimidar a su captor. Una vez al año, la hembra produce una puesta de entre cinco y once huevos blancos, que deja enterrados entre el musgo y la hojarasca húmeda. Eclosionan al cabo de unos cinco meses.

avatar
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 11868
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.