Capra pyrenaica

Ir abajo

Capra pyrenaica

Mensaje por Isidro el Jue Nov 23, 2017 11:40 pm

Capra pyrenaica Schinz, 1838 ssp. hispanica Schimper, 1848

23-Julio-2017.
Cautividad. Europa, España, Madrid, Zoo-Aquarium de Madrid.
Leg: Isidro Martínez. Det: Zoo de Madrid.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Chordata.
Clase: Synapsida.
Orden: Artiodactyla.
Suborden: Ruminantia.
Superfamilia: Bovoidea.
Familia: Bovidae.
Subfamilia: Caprinae.
Género: Capra.
Especie: Capra pyrenaica.

La cabra montés ibérica es un íbice de hasta un metro y medio de longitud, con una altura hasta la cruz de hasta ochenta y cuatro centímetros. Como en las demás cabras salvajes, los machos son más grandes y robustos que las hembras, que suelen medir un metro y veinte centímetros de longitud y sesenta centímetros de altura hasta la cruz. Su hocico es más corto que el de la cabra doméstica. Ambos sexos poseen cuernos, que en los machos pueden ser enormes y pesados, más separados entre sí que en las demás especies del género, arqueados uniformemente hacia atrás y hacia los lados, y que a diferencia de otros íbices, se curvan suavemente hacia arriba en la punta. Los cuernos de las hembras en cambio son finos y puntiagudos, más o menos rectos, y miden una tercera parte que los de los machos. El pelaje es más largo y grisáceo en invierno, mientras que tras la muda primaveral, estas cabras adquieren un pelaje pardo o acanelado con conspicuas zonas negruzcas en la parte inferior de las patas, mucho más extensas en los machos, en los que pueden alcanzar hasta los hombros y flancos. Los machos suelen poseen también la típica barba de chivo, de la que carecen las hembras. El vientre es blanco en ambos sexos. La cola es negra y mide unos doce o trece centímetros de longitud.

Actualmente es un endemismo ibérico, aunque en el pasado su área de distribución se expandía por el sur de Francia. Hoy en día ha desaparecido de los Pirineos, región que dio a la especie su nombre de pyrenaica. Su distribución es muy fragmentaria y se relega a macizos montañosos, especialmente en el este y sudeste de España. Sólo una de sus poblaciones se halla en Portugal, en su extremo norte. Se divide en dos subespecies vivientes, a las que se suman dos subespecies extintas, entre ellas la subespecie nominal, el famoso bucardo, que se extinguió en el año 1998 en Ordesa (Huesca). Habita en los bosques, praderas y roquedos, normalmente a entre quinientos y tres mil cuatrocientos metros de altitud, efectuando cierta migración altitudinal para huir del frío en invierno y aprovechar los frescos pastos de altura en verano. Su fuerte protección actual y el exterminio de sus predadores naturales ha conllevado una expansión poblacional y su consiguiente colonización de hábitats sorprendentes, como las costas marinas del sudeste ibérico. Su actividad puede darse indistintamente durante el día y durante la noche, pero en invierno, el frío les obliga a limitar su actividad a las menos frías horas del mediodía. Sus manadas son de constitución poco estable, incrementándose en el verano con los adolescentes de ambos sexos, y a menudo los ejemplares cambian de manada. Suelen formarse manadas de un solo sexo, pero los adultos de ambos sexos se reúnen en noviembre y diciembre, cuando tiene lugar el celo. Durante el mismo, los machos rivales lucharán por la posesión de las hembras con violentos cabezazos en los que entrechocan sus grandes cuernos. Las hembra paren normalmente una sola cría (en ocasiones gemelos) en primavera o a inicios de verano. Son amamantadas hasta los seis meses de edad. Las crías hembra suelen acanzar la madurez sexual al año y medio, en cambio los machos no suelen reproducirse antes de los ocho años.

avatar
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12058
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.