Anabaena azollae

Ir abajo

Anabaena azollae

Mensaje por Carlos Galan el Vie Oct 20, 2017 1:49 am

Anabaena azollae Strasburger.

16-Octubre-2017.
Europa, España, Comunidad Valenciana, provincia de Valencia, pueblo de Favara, Jardín de Taxateca. Viviendo en simbiosis con Azolla filiculoides.
Leg: Carlos Galán Boluda. Det: Carlos Galán Boluda.


Dominio: Bacteria.
Reino: Oxyphotobacteria.
Filum: Cyanobacteria.
Clase: Nostocophyceae.
Orden: Nostocales.
Familia: Nostocaceae.
Género: Anabaena.
Especie: Anabaena azollae.

Es una bacteria fotosintética verde que forma pequeños filamentos de células envueltos por una matriz mucilaginosa. Los filamentos con frecuencia presentan dos tipos de células, unas más pequeñas y circulres que forman la cadena y generalmente una única célula notablemente más grande llamada heterocisto. El heterocisto realiza la función de fijar el nitrógeno atmosférico para forman aminoácidos y proteínas, es de color pálido y tiene una pared gruesa que evita que el oxígeno entre en su interior. Bajo condiciones de estrés, pueden formar células de resistencia que pueden sobrevivir a la deshidratación.

Es una especie de distribución mundial, aunque aparece con mayor frecuencia en los trópicos. Aunque puede vivir por si misma sobre sustratos húmedos o en agua, generalmente habita en simbiosis con helechos del género Azolla, de donde recibe el nombre esta especie. Vive dentro de cavidades esféricas producidas por el helecho en sus hojas. El helecho obtiene nitrógeno asimilable gracias a esta simbiosis, aumentando considerablemente su eficacia biológica.

Esta cianobacteria o sus ancestros inmediatos fueron los desencadenantes de un grave cambio climático llamado Evento Azolla, que acabó con miles de especies y produjo el clima actual. Hace unos 48 millones de años, durante el Eoceno, el océano ártico disfrutaba de un clima templado y unas aguas estancadas debido a la configuración de los continentes de esta época. Estas condiciones permitían que los centímetros más superficiales del océano fueran de agua dulce, con lo cual el helecho Azolla podía crecer. Durante el cálido verano grandes extensiones de océano quedaban cubiertas por Azolla, la cual moría con la oscuridad y fríos invernales, quedando acumulada en los fondos anóxicos del Océano Ártico. Todo esto fue posible gracias a la cianobacteria Anabaena azollae, que permitía que el helecho tuviera una fuente inagotable de nitrógeno para sintetizar proteínas, uno de los elementos que más limita el crecimiento de una planta. Además, las condiciones creadas por estos grandes crecimientos favorecían la solubilidad del fósforo, que era otro factor limitante que dirigía el crecimiento del helecho. Durante centenares de miles de años los helechos muertos fueron acumulándose en el fondo marino, quedando así secuestrado una gran parte del carbono atmosférico. Con el descenso de este gas, unido a otros factores, el clima fue volviéndose frío y los polos pasaron de ser áreas templadas a frías, acumulando grandes capas de hielo, un suceso nada normal en la historia de la Tierra. Así pues, el clima actual, en el que los polos son áreas congeladas, fue producido en gran parte por esta diminuta cianobacteria.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE ESTA ESPECIE EN: http://taxateca.com/ordennostocales.html

avatar
Carlos Galan
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 6830
Fecha de inscripción : 22/09/2009
Edad : 31

Ver perfil de usuario http://www.taxateca.com

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.