Archimandrita tessellata

Ir abajo

Archimandrita tessellata

Mensaje por Isidro el Jue Oct 12, 2017 10:40 pm

Archimandrita tessellata (Stoll, 1813)

5-Agosto-2017.
Cautividad. Europa, Alemania, Renania del Norte-Westfalia, región de Düsseldorf, Duisburgo, Konrad-Adenauer-Ring, en venta en una tienda de animales.
Leg: Isidro Martínez. Det: Zoo Zajac.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Arthropoda.
Clase: Insecta.
Orden: Dictyoptera.
Suborden: Blattodea.
Superfamilia: Blaberoidea.
Familia: Blaberidae.
Subfamilia: Blaberinae.
Género: Archimandrita.
Especie: Archimandrita tessellata.

Ésta es una de las especies más grandes de cucarachas, llegando a medir hasta siete centímetros de longitud. Presenta una forma ovalada y aplanada, y es de color pardo claro, con las alas profusa e irregularmente salpicadas de pardo oscuro. El pronoto es bastante amplio y de color uniformemente leonado con una gran mancha negra contrastada en el centro. Las patas están provistas de abundantes espinas. Ambos sexos son alados y de aspecto prácticamente idéntico, aunque las hembras son ligeramente más robustas, y en vista ventral, se aprecia su último segmento abdominal más largo que el del macho. Las ninfas son de color pardo jaspeado y muy aplanadas, se aprietan contra las superficies para pasar desapercibidas.

Es una especie endémica del sur de Centroamérica y el norte de Colombia. Habita en el suelo de las junglas tropicales, ocultándose entre la hojarasca, especialmente cuando son ninfas, más vulnerables. Las ninfas son de actividad nocturna, mientras que los adultos pueden permanecer activos tanto de día como de noche. Es una especie muy excavadora a la que no le gusta trepar, y normalmente sólo sube a estructuras altas para mudar. Como casi todas las cucarachas, es una especie omnívora oportunista, que acude a frutas caídas, carroña y todo tipo de materia orgánica muerta, pudiendo consumir incluso madera podrida. La hembra fecundada acarrea su larga y estrecha ooteca hasta que, dos o tres meses después, nacen las entre veinte y cincuenta ninfas, de color blanco cuando emergen de la ooteca, oscureciéndose unas horas después. Las ninfas tardan unos siete meses en transformarse en adultos. Una vez alcanzada la fase de imago, pueden vivir entre diez y catorce meses más, siendo las hembras más longevas que los machos. Es una especie frecuente en cautividad entre los aficionados a la terrariofilia.

Adulto en "Zoo Zajac":


Ninfas en el Zoo de Colonia:
avatar
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 11849
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.