Gypaetus barbatus

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Gypaetus barbatus

Mensaje por Isidro el Lun Jun 12, 2017 7:34 am

Gypaetus barbatus (Linnaeus, 1758)

1-Mayo-2011.
Cautividad. Europa, España, Cataluña, Barcelona, Zoo de Barcelona.
Leg: Isidro Martínez. Det: Isidro Martínez.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Chordata.
Clase: Aves.
Orden: Accipitriformes.
Suborden: Accipitres.
Superfamilia: Accipitroidea.
Familia: Accipitridae.
Subfamilia: Gypaetinae.
Género: Gypaetus.
Especie: Gypaetus barbatus.

El quebrantahuesos es un inconfundible buitre, única especie del género Gypaetus. Quizás sea el más hermoso de todos los buitres. Puede medir hasta tres metros de envergadura alar y pesar hasta siete quilos. Su silueta es única de esta especie, con alas largas y estrechas y una cola mucho más larga que la de otros buitres y de forma romboide. A diferencia de casi todas las demás especies de buitres, el quebrantahuesos tiene la cabeza y cuello cubiertos de plumas bien desarrolladas. El dorso, alas y cola son de color gris negruzco, las coberteras alares poseen los bordes de un negro más profundo y una diminuta punta blanca en cada pluma. En cambio, la cabeza, cuello, pecho y zona ventral son de color blanco, con tonos asalmonados que pueden estar desde casi ausentes hasta cubrir todo su plumaje. Esta coloración herrumbrosa se debe a los baños de tierra rica en óxido de hierro y en aguas ferruginosas que el ave busca activamente para avivar el tono de su plumaje. El pecho queda marcado también por unas pocas plumas negras que forman un collar fragmentado. En la cabeza, destacan mucho dos franjas negras que van desde el ojo hasta la mandíbula inferior, donde se prolongan en unas barbas salientes de plumas, que le otorgan su nombre científico barbatus (barbudo). Los ojos son de color blanquecino, y están bordeados por un muy conspicuo anillo ocular carnoso de color escarlata. Este anillo se hincha haciéndose más visible si el ave está excitada. El pico ganchudo, más fino que el de otros buitres, es de color córneo, y las patas son grisáceas. Los juveniles son muy distintos por su plumaje muy oscuro, con la cabeza negruzca, aunque conservan el tono claro del ojo y el anillo ocular rojo.

El quebrantahuesos es un buitre principalmente asiático, aunque también ocupa las zonas montañosas del Cuerno de África y en la montaña Maluti (que forma el país de Lesotho en la región sudafricana), e incluso presenta unas exiguas poblaciones relictas en las montañas del sur de Europa. En Asia, se reparte por las orillas del Mar Rojo, Turquía y sobre todo en el Himalaya, donde resulta más abundante. Se divide en dos subespecies, la euroasiática, con patas emplumadas hasta los dedos y con unas marcas negras por encima de los ojos, y la africana, de patas más desnudas y sin esas marcas en la cabeza. Es un ave exclusivamente ligada a las zonas de montañas escarpadas, con grandes desniveles rocosos. No usa estos acantilados y promontorios sólamente para anidar como otras grandes rapaces, sino que también los necesita para alimentarse, debido a su extraordinaria dieta absolutamente única en el reino animal. En efecto, se alimenta principalmente de huesos, pudiendo tragar enteros los que tienen hasta veinte centímetros de longitud, pero si son más grandes, los lleva volando a gran altura y desde allí los tira entre las rocas, para que el impacto los quiebre en trozos más pequeños. Además de huesos, complementa su dieta con pellejos secos y otros exiguos restos de cadáveres ya limpiados por los carroñeros generalistas (buitres, córvidos, etc). Debido a la escasez de estos restos, los quebrantahuesos pueden recorrer zonas de hasta treinta kilómetros cuadrados en busca de alimento. También puede recoger tortugas muertas a las que estrella contra las rocas del mismo modo que los huesos, para romperles el caparazón, se dice que uno de estas tortugas mató al griego Esquilo en el año 456 a. C. al caer sobre su cabeza tirada por un quebrantahuesos. El quebrantahuesos es común en Asia y África pero muy escaso en Europa, habiendo desaparecido de muchas zonas donde antaño habitaba. Por fortuna, se sigue invirtiendo un gran esfuerzo en su conservación y reintroducción, pero su población mundial está en descenso, y la especie se considera como Casi Amenazada, siendo con diferencia su mayor factor de amenaza el uso de cebos envenenados. Los quebrantahuesos son monógamos y se emparejan de por vida, regresando al territorio donde nacieron para establecer su nido, que reutilizan cada año. Se sitúa en una repisa rocosa protegida o en la entrada de alguna cueva en una pared rocosa. Allí la hembra pone dos huevos de tonos amarillentos, a veces moteados. Ambos padres los incuban durante unos dos meses y también los dos sexos cuidan de sus polluelos. Sin embargo, el más fuerte de estos mata al más débil (cainismo), de manera que en cada nido sólo sobrevive un polluelo. Éste pasa cuatro meses hasta su primer vuelo, pero sigue siendo alimentado por sus padres y aprendiendo a hacerlo por sí mismo mediante la observación de sus padres, independizándose finalmente entre los tres y los ocho meses después del primer vuelo.

Juvenil en el Zoo de Barcelona:


Adulto en el Tierpark de Berlín:


En libertad en Riglos:
avatar
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 11162
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.