Geochelone carbonaria

Ir abajo

Geochelone carbonaria

Mensaje por Isidro el Jue Ene 26, 2017 3:13 am

Geochelone carbonaria (von Spix, 1824)
Sinónimo: Chelonoidis carbonaria (von Spix, 1824)

10-Agosto-2013.
Cautividad. Europa, República Checa, Bohemia Central, Kralupy nad Vltavou, en una vivienda particular.
Leg: Isidro Martínez. Det: Isidro Martínez.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Chordata.
Clase: Sauropsida.
Orden: Chelonia.
Suborden: Cryptodira.
Superfamilia: Testudinoidea.
Familia: Testudinidae.
Género: Geochelone.
Subgénero: Chelonoidis.
Especie: Geochelone carbonaria.

La tortuga morrocoy es un quelonio con caparazón de hasta cincuenta centímetros de longitud, si bien su tamaño depende de las variedades geográficas y en algunas poblaciones el tamaño máximo apenas supera la mitad. También cabe destacar que el macho es mucho más grande que la hembra. Puede pesar hasta veinte kilos. Posee un caparazón de color negro o pardo negruzco, con una mancha anaranjada en cada placa, estas manchas tienden a ser muy contrastadas y conspicuas en los ejemplares juveniles mientras que se van diluyendo hasta desaparecer en los adultos. A menudo el caparazón presenta un estrechamiento en su parte media. El plastrón es de color pardo con manchas amarillas y negras. Posee también manchas anaranjadas (a veces amarillas o escarlatas) en la cabeza y en las patas, sobre todo en las delanteras. Aparte del tamaño, ambos sexos se diferencian porque el macho suele ser más amarillento y su plastrón está hundido para facilitar la monta sobre la hembra en el momento de la cópula.

Se distribuye muy ampliamente desde Panamá y algunas islas del Caribe hasta el norte de Argentina, y habita en sabanas, matorrales y bosques secos, y puede incluso adaptarse a los pastizales resultantes de la deforestación. Es un animal omnívoro y oportunista, que consume flores, hojas, frutos, setas, pequeños animalillos vivos y carroña. Durante el cortejo, procede como suelen hacer las tortugas terrestres: el macho menea vigorosamente la cabeza mientras la hembra pasa olímpicamente de él, luego el macho la monta y en este tiempo produce sonoros chasquidos. Una vez los huevos se han gestado, la hembra cava un agujero de hasta treinta centímetros de profundidad, y en él coloca entre cinco y quince huevos alargados, de julio a septiembre. No obstante algunos ejemplares pueden poner los huevos directamente en el lecho de hojas, sin excavar nido. Al cabo de unos cinco meses nacen las crías, aplanadas, cuyo caparazón sólo mide un centímetro y medio de diámetro.

Se trata de una especie en peligro de extinción, clasificada como Amenazada. Su mayor amenaza es la recolección directa para el consumo de su carne, muy extendida en Sudamérica. También debe enfrentarse a la pérdida de hábitat natural. La recolección para el comercio de mascotas supone una amenaza mucho menor, ya que la tortuga morrocoy es muy fácil de mantener en cautividad y muy popular en cautiverio, y cría muy bien en tal condición, por lo que la gran mayoría de ejemplares en el comercio no proceden de la naturaleza.

avatar
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 11868
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.