Eudyptes chrysolophus

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Eudyptes chrysolophus

Mensaje por Isidro el Dom Ene 01, 2017 1:55 am

Eudyptes chrysolophus (Brandt, 1837)

7-Julio-2016.
Cautividad. América, Norteamérica, Estados Unidos, California, San Diego, Mission Bay, SeaWorld San Diego.
Leg: Isidro Martínez. Det: SeaWorld San Diego.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Chordata.
Clase: Aves.
Orden: Sphenisciformes.
Suborden: Sphenisci.
Familia: Spheniscidae.
Subfamilia: Spheniscinae.
Género: Eudyptes.
Especie: Eudyptes chrysolophus.

El pingüino macaroni es un ave marina de entre cincuenta y setenta centímetros de altura, con un peso de unos cinco kilos. Como la mayor parte de los pingüinos, su plumaje es blanco en las partes inferiores y negro en las superiores. El límite entre el blanco y el negro es muy nítido y bien definido. Las aletas miden veinte centímetros de longitud, y su cara inferior está ocupada por una gran mancha de un blanco sucio, salvo el borde frontal y la punta, que son negros. La cola, formada por plumas rígidas y estrechas, mide nueve o diez centímetros de longitud. La cabeza es negra con grandes mechones a cada lado, formadas por plumas muy alargadas de color amarillo dorado. El pico es muy robusto, de hasta seis centímetros de longitud en el macho y hasta cinco y medio en la hembra, y es de color rojo anaranjado, mientras que los ojos son rojos. Las cortas patas, de pies palmeados, son de color rosa. El pingüino real (Eudyptes schlegelii), que se diferencia del macaroni por su cara blanca, es considerado por algunos autores como una simple subespecie de Eudyptes chrysolophus.

Su área de distribución es muy amplia, abarcando las aguas frías que limitan el Océano Atlántico con el Océano Glacial Antártico. De este modo se puede encontrar desde la Patagonia y la Península Antártica hasta las Islas del Príncipe Eduardo, que quedan por debajo de Sudáfrica. Es la especie de pingüino más numerosa del mundo, con una estimación de nueve millones de parejas adultas, y a pesar de eso, debido a la rapidez de la disminución de su población, se trata de una especie amenazada, calificada como Vulnerable. Sus mayores amenazas son la sobrepesca, que deja a estas aves sin recursos, y también la contaminación por vertidos petrolíferos. Aunque consume también peces, sus presas favoritas son los calamares y los crustáceos pelágicos como el krill. Es la especie de ave marina que consume mayor cantidad de comida anualmente. Una vez al año, pasan tres o cuatro semanas en tierra mudando su plumaje, tras lo cual regresan al mar. Sus colonias de cría, que pueden superar los cien mil individuos, se cuentan entre las más grandes y densas de todas las especies de pingüino. En estas colonias hay más machos que hembras. La época de cría comienza a finales de octubre. Durante el cortejo, los machos dirigen la cabeza hacia el cielo mientras emiten sonoros rebuznos, luego agitan la cabeza de lado a lado. Son monógamos y alrededor de tres cuartas partes de las parejas se unen de por vida. Las hembras ponen sus dos huevos a inicios de noviembre, en un rudimentario nido consistente en una simple depresión en el suelo, alineada con piedrecitas y hierbas. Los nidos se sitúan muy juntos unos a otros. De los dos huevos que pone cada hembra, el primero es mucho más pequeño que el segundo y es extremadamente improbable que eclosione. La hembra lanza fuera el primer huevo cuando pone el segundo. La incubación de este huevo "ganador" es primero efectuada por ambos padres, luego por la madre sola mientras el padre va al mar para pescar, y por último, cuando el padre vuelve, incuba él solo el huevo mientras la madre va a pescar. Cada uno de estos tres periodos dura aproximadamente unos doce días, y en el último, la hembra no regresa del mar hasta que el polluelo haya nacido. El polluelo es a partir de entonces protegido por el macho, que lo mantiene caliente y aleja a los depredadores, mientras que la hembra le trae comida cada día o cada dos días. Cuando los padres no están protegiendo a sus crías, éstas forman agregaciones de polluelos que se mantienen calientes unos a otros. A los sesenta o setenta días de nacer, los polluelos ya tienen su plumaje adulto y están listos para meterse en el mar y abandonar la colonia. Las crías hembra alcanzan la madurez sexual hacia los cinco años, y las crías macho como mínimo a los seis años.

avatar
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 11162
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.