Brahea edulis

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Brahea edulis

Mensaje por Isidro el Miér Sep 14, 2016 8:36 am

Brahea edulis H. Wendland ex S. Watson, 1876

15-Julio-2016.
Cautividad. América, Norteamérica, Estados Unidos, California, San Diego, Encinitas, Quail Botanical Gardens.
Leg: Isidro Martínez. Det: Botánico de San Diego.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Plantae.
Filum: Spermatophyta.
Clase: Liliopsida.
Orden: Arecales.
Familia: Arecaceae.
Subfamilia: Coryphoideae.
Género: Brahea.
Especie: Brahea edulis.

La palmera de Guadalupe es un árbol de crecimiento lento (aunque más rápido que su pariente Brahea armata), que alcanza hasta trece metros de altura. Su tronco es único y recto, anillado, y alcanza hasta cuarenta centímetros de diámetro, aunque a menudo la base está más hinchada. Las hojas son costapalmadas, con un peciolo de hasta un metro y medio de longitud, de color verde amarillento con escasas espinas cortas y redondeadas en los márgenes (a veces sin espinas), y un limbo verde de hasta dos metros de diámetro, con nerviaciones bien marcadas y formado por entre setenta y cien segmentos que se separan casi hasta la mitad de la hoja y cuyo ápice está a su vez dividido. Las hojas muertas quedan sujetas en la parte alta del tronco formando una cobertura protectora, siendo la única especie del género Brahea que presenta esta característica. En febrero y marzo, produce flores hermafroditas de color crema, agrupadas de tres en tres sobre las vellosas ramillas de las espectaculares panículas de hasta un metro y veinte centímetros de longitud, que emergen entre las hojas. Estas panículas se transforman luego en infrutescencias que se vuelven péndulas, y contienen frutos drupáceos comestibles y dulces, de hasta dos centímetros y medio de longitud, ovalados y de color negro al madurar.

Es una especie endémica de la isla mexicana de Guadalupe, frente a la península de Baja California, donde crece entre los cuatrocientos y los mil metros de altitud, de forma dispersa y en lugares protegidos como laderas y gargantas rocosas, especialmente en la orilla norte de la isla. Por debajo de los novecientos metros de altitud es casi la única especie de árbol de la isla. Se halla fuertemente amenazada de extinción a causa de las cabras introducidas en su isla natal, que devoran a todas las palmeras jóvenes entre otras plantas. Por ello todos los ejemplares de esta palmera en su hábitat natural poseen edades muy avanzadas, de unos ciento cincuenta años, ya que no ha habido regeneración natural. El antiguo bosque de robles y pinos en donde antes crecían estas palmeras, ha sido prácticamente devastado en su totalidad por las cabras. Otra asociación vegetal, el bosque de cipreses y enebros, donde también crecía esta palmera, ha sido igualmente arrasado hasta el punto de que no queda ya ni un solo ejemplar de enebro (Juniperus californica) en la isla. Por suerte, a pesar de su frágil estado en el medio salvaje, esta palmera es frecuentemente cultivada como ornamental en el resto del mundo. En el año 2005 se consiguió erradicar a las cabras de la isla y la vegetación natural empieza lentamente a recuperarse, aunque esta palmera sigue siendo considerada como en peligro de extinción.


Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 10117
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.