Aix sponsa

Ir abajo

Aix sponsa Empty Aix sponsa

Mensaje por Isidro el Mar Ago 09, 2016 3:28 am

Aix sponsa (Linnaeus, 1758)

2-Julio-2016.
Cautividad. América, Norteamérica, Estados Unidos, California, San Diego, Parque Balboa, Zoo de San Diego, Lost Forest.
Leg: Isidro Martínez. Det: Isidro Martínez.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Chordata.
Clase: Aves.
Orden: Anseriformes.
Suborden: Anseres.
Superfamilia: Anatoidea.
Familia: Anatidae.
Subfamilia: Anatinae.
Género: Aix.
Especie: Aix sponsa.

El pato de la Carolina o jojuyo es una pequeña ave acuática que mide alrededor de medio metro de longitud y setenta centímetros de envergadura alar, aproximadamente tres cuartas partes de lo que mide un ánade real. Al igual que la otra especie de su género, el pato mandarín (Aix galericulata), el jojuyo posee un notable dimorfismo sexual, siendo los machos extraordinariamente vistosos y coloridos mientras que las hembras poseen un plumaje muy apagado. El macho adulto posee la cabeza de color verde y violeta metalizado oscuro, con una larga lista blanca desde la base del pico, pasando por encima del ojo, hasta la punta de su gran cresta lacia y puntiaguda, otra lista blanca desde un poco por detrás del hojo hasta la punta de la cresta, y un parche blanco en la garganta que se extiende en dos listas blancas a cada lado, la primera hacia arriba hasta poco después del ojo y la segunda hacia el cuello. El cuello y pecho es de color pardo vinoso rojizo, oscuro en la parte trasera y gradualmente más claro en el pecho en el cual aparecen pequeñas manchas blanquecinas, una por cada pluma. Esta coloración del pecho termina bruscamente en una amplia banda blanca seguida de otra negra, que corren juntas desde el pecho hasta la parte baja del dorso. El vientre es blanco, y los flancos están ocupados por plumas con un fino reticulado pardo y amarillento, salvo las plumas del borde superior del flanco, que poseen cada una, en el borde apical, tres bandas negras y dos blancas. El dorso y las alas son de color negro brillante con reflejos metálicos azules y verdes, pero las escapulares, anchas y cortas, tienen un amplio borde blanco y la bandera externa de las rémiges primarias es blanquecino. El obispillo y las supra e infracobertoras caudales son de color chocolate, salvo algunas plumas del borde del obispillo que son acintadas y de color naranja fuego. La cola, relativamente larga, es negro azulada. El pico es rojo con el borde y la punta negros, una mancha blanca en la parte superior y una lista longitudinal negra en medio de dicha mancha. Los ojos son rojos con un anillo ocular carnoso, también rojo. Las patas son de un amarillento oliváceo con las membranas interdigitales y las articulaciones digitales negruzcas. La hembra en cambio es completamente distinta: su plumaje es de un pardo grisáceo por el dorso, con la parte ventral más blanquecina y el pecho y flancos pardos provistos de abundantes motas blanquecinas, la cabeza es gris con la garganta blanca, los ojos castaño oscuro y rodeados de un plumaje blanquecino, el pico de un negro oliváceo con la base más oscura, y las patas iguales a las del macho, la única nota de color de su plumaje son el espejuelo y las y coberteras de las alas, con tonos verdes y violetas metálicos. Los juveniles de ambos sexos son casi idénticos a las hembras adultas y tanto unos como otras son también muy similares a los del pato mandarín, aunque en esta última especie la coloración de hembras y juveniles es de tonos más claros y el blanco alrededor de sus ojos es más estrecho.

Se distribuye ampliamente por el sur de Canadá, Estados Unidos y el norte y centro de México, así como en Puerto Rico y el extremo occidental de Cuba. Sin embargo, está ausente de grandes áreas del interior continental. Habita desde el nivel del mar hasta los novecientos metros de altitud, en grandes masas de aguas tranquilas o estancadas como lagos y pantanos, con las orillas rodeadas de una densa arboleda de latifolios, y es una de las especies más abundantes de anátidas dentro de su área de distribución. Se alimenta de semillas y de plantas acuáticas. Como el pato mandarín, anida en un agujero en el tronco de un árbol en lugar de en el suelo como la mayoría de los patos. El árbol que contiene el nido nunca está muy alejado del agua y el pato elije normalmente un hueco que esté a entre dos y diecisiete metros de altura del suelo o de la superficie del agua. En este hueco, la hembra pone de seis a quince huevos que incuba ella sola durante un mes. Si los nidos de varias hembras están demasiado cerca unos de otros, cada hembra pondrá huevos en los demás nidos, de este modo un solo nido puede albergar hasta cuarenta huevos. Los polluelos pueden volar al alcanzar unos dos meses de edad, bastante después de independizarse de su madre, y a la siguiente primavera ya pueden reproducirse, si son hembras es habitual que regresen al mismo nido donde nacieron para poner sus huevos.

Aix sponsa 28255107133_e564d23193_o
Aix sponsa 28585633160_e26ff49c6a_o
Isidro
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 12844
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.