Acokanthera oppositifolia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Acokanthera oppositifolia

Mensaje por Isidro el Mar Ago 02, 2016 6:38 pm

Acokanthera oppositifolia (Lamarck, 1794) Codd, 1961

15-Julio-2016.
Cautividad. América, Norteamérica, Estados Unidos, California, San Diego, Encinitas, Quail Botanical Gardens.
Leg: Isidro Martínez. Det: Botánico de San Diego.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Plantae.
Filum: Spermatophyta.
Clase: Magnoliopsida.
Orden: Gentianales.
Familia: Apocynaceae.
Subfamilia: Rauvolfioideae.
Género: Acokanthera.
Especie: Acokanthera oppositifolia.

Es un arbusto perennifolio leñoso de tamaño mediano o grande o un pequeño arbolito de varios troncos, que puede alcanzar hasta siete metros de altura. Su corteza es marrón, profundamente fisurada, y las ramillas jóvenes son rojizas, angulosas y surcadas por costillas longitudinales. Posee atractivas hojas opuestas, obovadas o elípticas, coriáceas, simples, de margen entero, base cuneada o redondeada y ápice mucronado, de color verde oscuro, el limbo mide hasta trece centímetros y medio de longitud y ocho de anchura, y el peciolo mide hasta seis milímetros de longitud. De enero a marzo aparecen densas cimas axilares formadas por numerosas flores tubulares de hasta dos centímetros de longitud, de color blanco rosado, que emiten una fragancia muy dulce y que están formadas por cinco pétalos elípticos cuya parte libre mide hasta cinco milímetros de diámetro, los estambres son ligeramente exertos y el ovario es súpero, con un estilo de uno a uno y medio centímetros de longitud. Las flores se transforman en grandes bayas elípticas de color púrpura oscuro, de hasta cuatro centímetros de longitud, y contienen una o dos semillas elípticas, aplanadas, lisas, de hasta un centímetro de longitud. Los frutos maduran de febrero a julio según la latitud.

Es nativa desde la Provincia del Cabo hasta el Congo y Tanzania, a entre mil y dos mil cuatrocientos metros de altitud. Suele encontrarse creciendo a la sombra de árboles mayores, en linderos de bosque, bosques abiertos o áridos, laderas rocosas, matorrales costeros o a la sombra de termiteros. Los bosquimanos han usado su savia lechosa de forma tradicional como veneno para untar las puntas de flecha ya que todas sus partes son letales, excepto la pulpa del fruto maduro, que es comestible y de sabor dulce-amargo.


Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 10100
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.