Civettictis civetta

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Civettictis civetta

Mensaje por Isidro el Jue Nov 26, 2015 3:12 am

Civettictis civetta (Schreber, 1776) Pocock, 1915

12-Agosto-2015.
Cautividad. Europa, Francia, Países del Loira, Maine y Loira, Angers, Rue Jules Guitton, Muséum des Sciences Naturelles d'Angers.
Coordenadas: 47°28′25″N, 0°32′47″O.
Leg: Isidro Martínez. Det: Museo de Historia Natural de Angers.


Dominio: Eukaryota.
Reino: Animalia.
Filum: Chordata.
Clase: Synapsida.
Orden: Carnivora.
Suborden: Feliformia.
Superfamilia: Viverroidea.
Familia: Viverridae.
Subfamilia: Viverrinae.
Género: Civettictis.
Especie: Civettictis civetta.

La civeta africana o gato de Algalia es la única especie del género Civettictis. Es la segunda especie más grande de la familia Viverridae después del manturón (Arctitis binturong). Puede medir de sesenta y siete a ochenta y cuatro centímetros de longitud corporal a la que se suman entre treinta y cuatro y cuarenta y siete centímetros de cola, mientras que la altura hasta la cruz es de unos cuarenta centímetros. Es un animal robusto y compacto, con un largo cuerpo y patas relativamente cortas. Posee un corto y ancho cuello, un hocico puntiagudo, pequeñas orejas redondeadas, ojillos pequeños y una larga cola peluda. Los cinco dedos de sus patas poseen uñas semiretráctiles. El pelaje de la civeta africana está formado por pelos rígidos y duros, especialmente largos en la cresta dorsal, y poseen un dibujo único para cada ejemplar, como las huellas dactilares humanas. El color de fondo varía desde blanco hasta castaño rojizo pasando por color crema, y sobre este fondo aparecen rayas, manchas y marcas de color negro o pardo muy oscuro. La cola es negra con unas pocas bandas blancas, y las zarpas son completamente negras. La cabeza, el cuello y las orejas están nítidamente marcadas. Una banda negra se extiende a través de sus ojos como una máscara, dándole un aspecto similar a un mapache, y en su cuello aparecen dos collares negros. A lo largo del espinazo, desde el cuello hasta la base de la cola, aparece una cresta dorsal eréctil formada por pelos más largos que los restantes. Cuando la civeta se siente amenazada, eriza esta cresta como un gato furioso, aparentando así ser más grande y peligrosa.

Se distribuye por toda África al sur del Sáhara, desde Senegal hasta el sur de Somalia y por el sur hasta el nordeste de Sudáfrica. Se divide en seis subespecies. Se puede encontrar en todo tipo de hábitats, desde bosques densos hasta espacios despejados. Es un animal de actividad principalmente nocturna, solitario y omnívoro, pudiendo consumir presas vivas, carroña, huevos y frutos, y detecta su alimento mediante el olfato y el sonido. Puede capturar y comer animales venenosos, como milpiés y serpientes, evitados por otros carnívoros similares, y a veces hurga en la basura humana en busca de elementos comestibles. La época de reproducción tiene lugar en los meses más cálidos y húmedos, por lo general de agosto a enero, cuando existe mayor abundancia de alimento. Las hembras buscan un nido que por lo general es una vieja madriguera excavada por otro tipo de animal y semioculta entre la vegetación densa. Cada hembra puede tener hasta tres camadas al año, y cada camada consta de entre uno y cuatro cachorros que nacen en un grado de desarrollo superior al de la mayoría de los carnívoros. Los cachorros abandonan el nido a los dieciocho días de vida, pero siguen necesitando la leche materna y la protección de su madre durante dos meses más.

La civeta africana tiene una glándula perineal en la zona genital de ambos sexos, que ha sido la característica más conocida de la especie durante muchos siglos. Esta glándula secreta una sustancia amarilla o blanca de olor almizclado, que el animal usa para marcar su territorio. Esta sustancia se ha usado desde tiempos inmemoriales por los humanos para la fabricación de perfumes, y todavía se usa en cierto grado en algunos de los perfumes más famosos y caros. Esta glándula y la sustancia que produce es común a todas las especies de civetas, pero Civettictis civetta ha sido la especie más usada para este propósito. Las civetas africanas usan letrinas comunales, donde varios ejemplares defecan grandes pilas de excrementos a los que añaden la secreción de la glándula perineal, de este modo pueden comunicarse a distancia y delimitar los territorios.

avatar
Isidro
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 10961
Fecha de inscripción : 08/01/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.